Grandes restaurantes israelíes servían carne de contrabando al público

Grandes restaurantes israelíes servían carne de contrabando al público

Grandes restaurantes israelíes servían carne de contrabando al público

05 de Abril del 2016 - 23:39

Según la investigación, un importador palestino compraba en América Latina carne destinada oficialmente a los territorios palestinos

Grandes restaurantes israelíes servían desde hacía meses carne de contrabando importada de América del Sur, reacondicionada con falsos certificados veterinarios y falsas fechas de caducidad a través de una red israelo-palestina desmantelada esta semana, indicó la policía israelí.
Nueve israelíes y palestinos sospechosos de formar parte de una red de tráfico de carne fueron detenidos el lunes tras varios meses de investigación, según un comunicado consultado el martes.
Según la investigación, un importador palestino compraba en América Latina carne destinada oficialmente a los territorios palestinos. La mercancía congelada llegaba al puerto de Haifa (norte de Israel) y era almacenada en A Ram, en la Cisjordania ocupada.
Saltándose las reglas sanitarias, la carne pasaba al lado israelí en camiones de doble fondo que permitían sortear los férreos controles israelíes.
La carne era reacondicionada en almacenes de la zona industrial de Atarot, cerca de Jerusalén, y allí se volvía a embalar con falsos certificados veterinarios y marca kosher, mientras se modificaban las fechas de caducidad del producto.
La carne era vendida a los restaurantes más reputados del país, especialmente en Tel Aviv, capital económica y cultural de Israel.
Preguntada por la AFP, una portavoz policial se negó a desvelar los nombres de los restaurantes implicados. La policía tampoco ha explicado si los establecimientos

eran o no conscientes del engaño y ha indicado que restauradores, comerciantes y clientes serán interrogados.
Además de las nueve detenciones, la policía se incautó de unas 30 toneladas de carne, decenas de miles de shekels en líquido y vehículos de contrabando. Se esperan además nuevas detenciones.

ojo