Hace cuatro años fingió su muerte y ahora aparece en las redes sociales

Hace cuatro años fingió su muerte y ahora aparece en las redes sociales

Hace cuatro años fingió su muerte y ahora aparece en las redes sociales | Fotografía: Facebook

28 de Enero del 2015 - 17:20
» Textos: » Fotos: Facebook

El comerciante desapareció desde enero del 2011. Se dudó siempre sobre su muerte y se tejieron innumerables hipótesis.

Dejó gran cantidad de deudas, fingió su muerte y cuatro años más tarde lo descubrieron viviendo en Brasil. Así podría resumirse el sorprendente giro que dio la historia de Ariel Leites Do Santos (44), un comerciante desaparecido desde enero del 2011 en las aguas del río Uruguay y cuyo cuerpo nunca fue encontrado, a pesar de que la búsqueda de las fuerzas de seguridad se extendió durante varios días.

Por ello, desde un primer momento se dudó sobre su muerte y se tejieron innumerables hipótesis sobre las motivaciones que tuvo para simular que se ahogó. Se dijo y se confirmó que tenía importantes deudas en diferentes localidades de la provincia, como Leandro N. Alem y Oberá, donde encabezó frustrados emprendimientos comerciales.

Más tarde fueron surgiendo diferentes versiones sobre su paradero y se lo relacionó con un conocido empresario local dedicado a la venta de automóviles, aunque ni la Justicia ni la Policía avanzaron demasiado en la búsqueda.

Pero ayer, después de cuatro años, trascendieron imágenes actuales publicadas en las redes sociales de Ariel Leites Do Santos, quien estaría residiendo en Curitiba, Brasil, con una nueva identidad y otra familia.

Se lo ve con el pelo corto, como usaba antes, pero ahora porta barba. En las fotografías que circularon por las redes sociales se lo ve abrazado con una mujer y también jugando con un niño pequeño, que sería su hijo.

Trascendió que el hombre es oriundo de Leandro N. Alem, aunque desde hacía varios años residía en Oberá, donde formó su familia y tenía una empresa de informática. También incursionó en el rubro turístico con diferentes emprendimientos.

En Brasil se haría llamar Lito Santos y estaría en pareja con una mujer con la que ya mantenía una relación sentimental antes de su desaparición.

Se trata de una obereña de alrededor de 35 años, cuyos familiares residirían en Villa Ruff de esta localidad.

ojo