Juzgan a violador en serie tras identificarlo 20 años después por ADN

Juzgan a violador en serie tras identificarlo 20 años después por ADN

Juzgan a violador en serie tras identificarlo 20 años después por ADN

19 de Enero del 2016 - 02:34

Dejó su ADN en bicicleta y ha mantenido silencio en todos los interrogatorios

Un hombre que presuntamente cometió más de 20 violaciones y asaltos sexuales en Utrecht (centro de Holanda) está siendo juzgado más de dos décadas después por estos delitos, después de haber sido identificado en 2014 por su ADN cuando robó una bicicleta, informó la prensa holandesa.
El hombre está acusado de haber cometido cuatro violaciones en 1995, 1996 y 2001, y la Policía le considera responsable de 22 incidentes en total, aunque en muchos de los casos no hubo suficientes pruebas para llevarle ante la Justicia.
El holandés, de 52 años, solamente pudo ser relacionado con las violaciones en el verano de 2014, después de robar una bicicleta que sirvió a la Policía de señuelo para detener a delincuentes que se dedicaban a robar bicicletas, indicó el portal de noticias DutchNews.
Identificado como Gérard T, el hombre dio una muestra de ADN que resultó coincidir con el perfil de un violador en serie en Utrecht.
Jan den Boer, de la división de la Policía de Holanda Centro, admitió que el proceso será decepcionante para muchas víctimas cuyos casos no fueron incluidos en la imputación y se preguntarán si su verdugo ha sido el mismo u otro, informa la cadena de televisión pública NOS.
El hombre ha mantenido silencio en todos los interrogatorios de la Policía y comparecencias ante la Justicia, y rehusó cooperar con Pieter Baan Centrum, que evalúa a los sospechosos por si deben recibir tratamiento psiquiátrico.
De acuerdo con DutchNews, la Policía incluso envió a agentes encubiertos a la cárcel en un intento de provocar que el ahora imputado confesara los delitos, pero sin éxito.
La Fiscalía publicará el martes cuántos años de cárcel pide para el acusado, en el marco de un proceso al que asisten también cinco de las presuntas víctimas.

ojo