Liu Xuezhou narró cómo se reencontró con sus padres biológicos, pero la reunión no salió como esperaba. (Foto: Weibo)
Liu Xuezhou narró cómo se reencontró con sus padres biológicos, pero la reunión no salió como esperaba. (Foto: Weibo)

Un joven que aseguraba haber sido vendido de niño por sus padres y abandonado por estos una segunda vez tras un reciente reencuentro falleció por suicidio este lunes en la provincia meridional de Hainan, en un caso que ha conmocionado a China.

El joven, de 17 años e identificado como Liu Xuezhou, narró en la red social Weibo (versión china de Twitter) cómo sus padres biológicos lo habían vendido cuando era un bebé a otra pareja, cuyos integrantes fallecieron cuando Liu tenía cuatro años, recoge hoy el diario China Daily.

El menor también expuso que sufrió maltratos y abusos en su escuela secundaria en la provincia de Hebei (norte).

El pasado diciembre, Liu grabó un video en el que expresaba su deseo de reencontrarse con sus padres biológicos tras ver en las noticias un caso similar al suyo en el que un niño secuestrado hace 14 años se había reunido con sus progenitores.

Liu explicó que había nacido entre 2004 y 2006 en Datong, en la provincia de Shanxi (centro), y que había sido vendido a los tres meses de edad.

Poco después, la policía de Datong, gracias a pruebas de ADN, consiguió hallar a sus padres biológicos y organizó un evento para celebrar su reunión.

Sin embargo, los padres, ya divorciados, no quisieron saber nada de él tras la reunión, aseguró Liu.

Liu explicó en Weibo que le dijo a sus padres biológicos que deseaba “un hogar” y “una vivienda”, lo cual fue interpretado por la madre como una presión que la llevó a bloquear a su hijo en la aplicación de mensajería instantánea Wechat.

Familiares de los padres adoptivos explicaron este lunes a medios chinos que la pareja pagó 27.000 yuanes (4.260 dólares, 3.770 euros) por el bebé y la policía de Datong anunció que lo investigará.

“El abandono y el tráfico de niños puede ser enjuiciable y, si la policía encuentra pruebas suficientes, los padres biológicos podrían ser formalmente acusados”, explicó Zhou Zhaocheng, un abogado de Beijing citado por China Daily.

El caso ha despertado un gran revuelo en el país asiático: Liu hubo de enfrentarse a críticas en la red social por parte de internautas que lo acusaban de haber emprendido la búsqueda de sus padres biológicos por mero interés.

La etiqueta en Weibo sobre el suceso acumula este martes más de 240 millones de visualizaciones y numerosos usuarios critican el comportamiento de los medios y los internautas en la historia.

La policía china localizó en 2021 a 10.932 niños desaparecidos, de los cuales el 23% llevaban más de 20 años perdidos, informaron las autoridades a comienzos de enero.

Los casos resueltos se enmarcaron dentro de la campaña “Tuanyuan” (“reunión” en chino) puesta en marcha por los organismos de seguridad pública del país asiático en 2016 para resolver casos que en ocasiones llevaban hasta décadas atascados.

Esta campaña ha hecho uso de tecnologías como las de análisis de ADN o el reconocimiento facial y la colaboración ciudadana en redes para desentrañar casos pendientes.

El secuestro de niños es un problema social persistente desde hace décadas en el país asiático.

Los especialistas remarcan que las muertes por suicidio nunca tienen un único detonante, sino que son el resultado de factores psicológicos, biológicos y sociales que tienen tratamiento. Las personas con conductas suicidas y sus allegados tienen a su disposición servicios sanitarios y teléfonos de emergencia donde pueden recibir ayuda.

Contacto de ayuda

En el Perú (Ministerio de Salud), la línea 113 (opción 5) está disponible a nivel nacional y es atendida por profesionales que ofrecen consejería en temas vinculados a la salud mental o en personas que manifiesten algún indicador de alarma como dificultad para dormir, falta de apetito, cambios en el humor, aislamiento, intranquilidad, irritabilidad, entre otros.

Fuente: EFE

VIDEO RECOMENDADO

Hong Kong: Decisión de sacrificar a los hámsteres causa indignación en los ciudadanos
El gobierno de Hong Kong enfrentaba el miércoles una ola de indignación por la decisión de sacrificar a pequeños animales de compañía, tras detectar casos positivos de COVID-19 en hámsteres de una tienda de la ciudad. (Fuente: AFP)

TAGS RELACIONADOS