Unas huellas fosilizadas descubiertas en Nuevo México indican que los primeros humanos caminaban por Norteamérica hace unos 23 mil años, según informaron los investigadores.

Las huellas fueron encontradas en el fondo de un lago seco del s, y fueron vistas por primera vez en 2009 por un encargado del parque. Científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos analizaron las semillas adheridas a las huellas para determinar su antigüedad aproximada, que oscila entre 22,800 y 21,130 años.

Creen que cruzaron de Asia por un puente de tierra que ahora está sumergido

La mayoría de los científicos creen que la antigua migración se produjo a través de un puente de tierra ahora sumergido que conectaba Asia con Alaska.

Con base en pruebas de diversa índole -como herramientas de piedra, huesos fósiles y análisis genéticos- otros investigadores han ofrecido un abanico de posibles fechas que sitúan la llegada de los humanos al continente americano entre hace 13,000 y 26,000 años o más.

El estudio actual proporciona una base más sólida de cuándo los humanos estuvieron definitivamente en América del Norte, aunque podrían haber llegado incluso antes, añaden los autores.

Por el tamaño de las huellas, los investigadores creen que al menos algunas fueron dejadas por niños y adolescentes que vivieron durante la última glaciación.