En , Estados Unidos, el dueño de una empresa instaladora de piscinas decidió pagar las atrasadas de 36 familias para evitar que pasen apuros durante las .

Se trata de Michael Esmond, quien tuvo la genial idea de ayudar a sus vecinos, al darse cuenta que los recibos vencían el 26 de diciembre, un día después de Navidad.

"Eso me hizo pensar que tal vez las personas no podrían pagar su factura y podrían pasar sin gas, luz o agua durante las vacaciones de Navidad”, contó el hombre.

El hombre terminó gastando 4 mil 600 dólares, contó a la BBC,

Joanne Oliver, la supervisora de facturación de Gulf Breeze, dijo al canal local WEAR-TV que lloró cuando Esmond le propuso la idea. “Para que alguien como él, un veterano, llegue con ese grandioso gesto, me tocó el corazón”, expresó.