Especialistas en logopedia van presos por sus libros.
Especialistas en logopedia van presos por sus libros.

Cinco especialistas fueron condenados a 19 meses de prisión en Hong Kong, bajo dominio de la administración comunista, por publicar libros destinados a niños que, para las autoridades, representan a los partidarios de la como ovejas que defienden su aldea contra lobos que supuestamente

Los sancionados son especialistas en logopedia (disciplina encargada del estudio, prevención, detección, evaluación, diagnóstico, tratamiento e investigación de que cursan con alteraciones en algún aspecto de la comunicación humana).

MÁS INFORMACIÓN: Hong Kong será con Guadalajara coanfitrión de Juegos Gay, que son mismo Juegos Olímpicos

Se les impuso 19 meses de cárcel por conspiración para publicar libros infantiles sediciosos, con caricaturas de ovejas y lobos que los fiscales habían considerado antigubernamentales.

MÁS INFORMACIÓN: Facebook: Datos de 1.5 mil millones de usuarios están a la venta en la Dark Web

Los cinco especialistas fueron condenados en virtud de una ley de sedición de la época colonial, en un caso denunciado por los defensores de los derechos como un “acto descarado de represión”, que el gobierno de Hong Kong ha rechazado.


Tres libros

Los acusados, que se habían declarado inocentes, fueron acusados de publicar tres libros con caricaturas de ovejas luchando contra los lobos. Los cinco profesionales decidieron publicar los tres libros ilustrados para jóvenes lectores con el fin de explicar el movimiento prodemocracia de Hong Kong.

Estos libros son vistos como peligrosos por el régimen chino.
Estos libros son vistos como peligrosos por el régimen chino.

El juez del tribunal de distrito Kwok Wai Kin dijo que los acusados debían ser castigados no por la publicación o las palabras, sino por su daño o el riesgo de daño a las mentes de los niños, diciendo que las obras sembraron semillas de inestabilidad.

Lai Man-ling, Melody Yeung, Sidney Ng, Samuel Chan y Fong Tsz-ho, todos miembros fundadores del Sindicato de logopedas, permanecieron en prisión durante más de un año antes del juicio. El grupo podría ser liberado en 31 días, después de la deducción de la pena ya cumplida, indicó el sábado uno de sus abogados.


Ovejas y lobos

Los libros fueron publicados en 2020, un año después de las enormes manifestaciones, a menudo violentas, del movimiento. En uno de estos libros, titulado “Los defensores de la aldea de las ovejas”, un grupo de lobos intenta ocupar un pueblo de ovejas, que se defienden. En otro, los lobos son descritos como sucios y traen enfermedades a la aldea de las ovejas.

El sábado, frente al juez Kwok Wai Kin, que volvió a calificar estas publicaciones de “ejercicio de lavado de cerebro”, tres de los cinco miembros dijeron que no se arrepentían.

Melody Yeung, de 28 años, incluso aseguró que todavía esperaba estar del lado de las ovejas. “Lo único que lamento es no haber podido publicar más libros antes de ser arrestada”, afirmó ante el Tribunal.

Sidney Ng, de 27 años, afirmó a través de su abogado que las acciones judiciales “intimidaban a la sociedad civil y alejaban a los hongkoneses”.

Los fiscales habían argumentado que los libros ilustrados mostraban un “sentimiento antichino” y pretendían “incitar el odio de los lectores hacia las autoridades de la China continental”.


Ley abusiva

Es la primera vez que un caso de publicaciones sediciosas llega a juicio desde las protestas de 2019 y la imposición de una ley de seguridad nacional en Hong Kong por parte de Pekín en 2020, que funcionarios dijeron que era vital para restaurar la estabilidad.

Es la primera vez que un caso de publicaciones sediciosas llega a juicio desde las protestas de 2019 y la imposición de una ley de seguridad nacional en Hong Kong por parte de Pekín en 2020, que funcionarios dijeron que era vital para restaurar la estabilidad.

El sábado, el juez afirmó que se había demostrado que el miedo, el odio y la insatisfacción eran, a través de estos libros, inculcados en las mentes de los niños. “Una vez que (los niños) hayan interiorizado este estado de ánimo, se sembrará la semilla de la inestabilidad”, insistió.

Pero los acusados sostuvieron que los libros relataban “la historia desde la perspectiva del pueblo” y estaban destinados a ayudar a los niños a comprender las injusticias sistémicas de la sociedad.

“En lugar de ser sediciosos, (los libros) cuentan actos valientes por una causa justa”, subrayó Ng.


Absurdo represivo

Amnistía Internacional, que recientemente abandonó Hong Kong debido a la Ley de seguridad nacional, describió estas condenas como “un ejemplo absurdo de represión implacable”.

Hasta hace poco, Hong Kong era un bastión de la libertad de expresión en China y albergaba un sector editorial dinámico y crítico. Pero China desató una amplia represión política en la ciudad en respuesta a las protestas masivas y a veces violentas que tuvieron lugar en 2019.

Las principales figuras del movimiento se encuentran actualmente en prisión, en espera de juicio o en fuga en el extranjero. Decenas de grupos de la sociedad civil, incluidos muchos sindicatos, han desaparecido.


TE PUEDE INTERESAR



TAGS RELACIONADOS