Stephen Hawking resuelve el mayor misterio sobre agujeros negros

 Stephen Hawking resuelve el mayor misterio sobre agujeros negros

Stephen Hawking resuelve el mayor misterio sobre agujeros negros

29 de Agosto del 2015 - 09:00
» Textos:

¿Humanos como hologramas? El reconocido físico Stephen Hawking vuelve a sorprender con una teoría.

Los agujeros negros son uno de los misterios más grandes del universo. Estos fenómenos cósmicos se originan cuando una estrella de cierto tamaño colapsa y desde hace décadas los físicos y astrónomos intentan descifrar su funcionamiento. Ahora, el reconocido científico británico Stephen Hawking vuelve a sorprender con una teoría en la que explica qué le pasaría a un ser humano si cayera en uno de ellos.

"Si caes en un agujero negro, no te rindas. Hay una salida --dijo Hawking en una conferencia en Estocolmo, Suecia--. Los agujeros negros no son tan negros como se pintan. No son prisiones como se creía eternamente. Las cosas pueden salir de un agujero negro al exterior y, posiblemente, lo hagan en otro universo".

Los científicos trataron de averiguar durante las últimas décadas qué sucede con la información relacionada con la muerte de una estrella que acaba formando un agujero negro. Así como la mecánica cuántica defiende que la información no puede ser destruida, la relatividad general sostiene que debe serlo, lo que produce la paradoja de la pérdida de información.

La nueva teoría de Hawking --que avanza en un concepto que ya había esbozado el año pasado al afirmar que "los agujeros negros no existen"-- puede resolver esta paradoja. "Propongo que la información no se almacena en el interior del agujero negro como era de esperar, pero sí en sus límites, en el horizonte de sucesos, de donde la información puede escapar", detalló en la conferencia.

Entonces, los objetos que caen en un agujero negro pueden quedar almacenados sobre sus límites, en esas fronteras del espacio de las cuales supuestamente ninguna partícula puede salir, incluyendo la luz. Según reporta la BBC, Hawkins indicó que los humanos no desaparecerían al caer en un agujero negro, sino que permanecerían como un "holograma" en el borde o "caerían en otro lugar".

En 1974 Hawking describió como los agujeros negros emitirían radiación, pero que se terminaría evaporando y la información sobre cada partícula desaparecería. Treinta años después, cambió su propia visión y aseguró que los agujeros negros no absorben todo, sino que dejan escapar algunas radiaciones. Otros científicos avanzaron en esa línea, pero aseguraron que el "horizonte de eventos" es una frontera imposible de pasar, que incinera todo lo que lo cruza. Muchos científicos, en cambio, cuestionan esta idea porque según uno de los principios de la relatividad de Einstein, una persona que cruzara el "horizonte de eventos" sólo flotaría en el espacio. Esta solución que propone Hawking, la del "holograma", resolvería el dilema.

El científico aclaró que un agujero negro puede permitir el pasaje a otro universo, pero no regresar al nuestro. Y, remarcó, la única forma de probar estas teorías sería viajar a uno de estos intrigantes fenómenos cósmicos. "Pero aunque estoy interesado en viajar el espacio, no lo voy a intentar", concluyó.

ojo