​Torero peruano Andrés Roca Rey es cogido, le cosen herida de 8 cm y triunfa

​Torero peruano Andrés Roca Rey es cogido, le cosen herida de 8 cm y triunfa

​Torero peruano Andrés Roca Rey es cogido, le cosen herida de 8 cm y triunfa

21 de Junio del 2019 - 19:28
» Textos:

Rotundo triunfo de nuestro compatriota en la novena corrida de la feria de San Isidro en Madrid

El torero peruano Andrés Roca Rey resultó prendido por partida doble por el tercer toro de la corrida que se celebra hoy en Las Ventas, aunque permaneció en el ruedo hasta acabar la faena, para pasar a continuación por su propio pie a la enfermería para ser revisado. Salió en hombros y con dos orejas, herido pero celebrado como el astro del toreo mundial del momento.

Según las primeras informaciones que trascienden a pie de enfermería, el joven limeño presenta un puntazo de unos ocho centímetros en el glúteo derecho, pero pidió a los galenos que le cosieran directamente la herida para poder salir a dar cuenta del sexto toro.

El percance sobrevino en el saludo de capote a ese tercer toro, un sobrero del Conde de Mayalde. En una gaonera el animal se lo llevó por delante y, una vez en el suelo, volvió a prenderle, dejándolo suspendido en el pitón durante unos angustiosos segundos, rajándole el traje por completo.

Visiblemente mermado, se mantuvo el hombre en el ruedo hasta dar cuenta del astado, momento en el que pasó por su propio pie a la enfermería para ser revisado por el equipo médico que dirige el doctor Máximo García Padrós.

"Nestoros" de "Crotaurinos" lo dice así con su calidad y su precisión:

"Para aquellos pontífices que todavía dudan de las capacidades de Andrés Roca Rey, no ha sido una casualidad su rotundo triunfo en la novena corrida de la feria de San Isidro en Madrid donde cuajó con el sexto toro de Parladé, noble, bravo, encastado, con recorrido, una soberbia faena por los dos pitones que le permitió el toreo de mano baja, casi que poniendo el palillo en la arena, sometiéndolo, templándolo, mandándolo y despidiéndolo en pases larguísimos con la muleta adelantada para llevarla hasta detrás de la cadera. Epilogo de infarto por Bernadinas, dejándose llegar el toro en el último instante. La estocada fue de libro y las dos orejas como premio a una labor de tono mayor en la primera plaza de toros del mundo. La raza de un torero como Roca Rey hay que ponderarla pues con la zarandeada del primero que le propinó cornada en el glúteo de seis centímetros y le volvió girones la taleguilla, se presumía de pronto que no saldría pero ya operado en la enfermería, salió a dar la cara y de qué forma. Segunda salida a hombros como matador de toros y todos esperan la corrida del 30 de mayo haciendo terna con Manuel Escribano y Román y los toros de Adolfo Martín".

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp