¡Atentos! Esta es la manera de vivir tras un infarto

¡Atentos! Esta es la manera de vivir tras un infarto

¡Atentos! Esta es la manera de vivir tras un infarto

29 de Julio del 2016 - 17:30

Para evitar un segundo episodio, se debe evitar los factores de riesgo

Luego de sobrevivir a un infarto, el ritmo de vida no puede ser igual. ¿Por qué? Según la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Universitario Fundación de Alcorcón (Madrid), entidad que declaró para un portal español, se sabe que un paciente cardiaco tiene un riesgo real de tener un segundo evento si no hace ningún programa preventivo, en cambio. Ante este panorama, la rehabilitación cardiaca es una necesidad para su vida.

Una rehabilitación cardiaca consiste en ejercicio físico, control de factores de riesgo cardiovascular, atención psicosocial al paciente y sus familiares, y programa educativo. En el caso del ejercicio, cada paciente se le prescribe, por medio de su médico, qué tipo de ejercicio va a realizar, y se le enseña la intensidad y el esfuerzo que tiene que experimentar.

Pero lo que se busca conseguir es pacientes responsables y expertos en su autocuidado, es decir, personas que saben realizar ejercicio físico de forma más segura que la población general.

CUIDAR EL CORAZÓN DE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Si se ingiere mucha cantidad de alimentos ricos en grasas, la acumulación del colesterol LDL (colesterol malo) es mayor, es decir, aquel que se va acumulando en los vasos sanguíneos en forma de placas de ateroma y que pueden producir su obstrucción.

Esto da lugar a la aparición de problemas cardiovasculares como puede ser la angina o el infarto de miocardio. Las grasas de origen animal aportan un alto contenido de ácidos grasos saturados que dan lugar a un aumento del colesterol en sangre.

Se debe evitar tomar alimentos salados, bebidas excitantes, alimentos hipercalóricos (dulces, azúcares, miel, chocolate,etc), los ricos en colesterol (yema de huevo, mayonesa, vísceras) y los que tienen grasas saturadas (carne de cerdo y derivados, carnes rojas, hamburguesas, aceites de coco y palma, etc.).

También te puede interesar: ¡Alerta! Estos son los riesgos del sangrado postmenopáusico

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp