Magaly Moro

Carlos (25 años, Huachipa). Estimada doctora Magaly, estoy conmocionado por la decisión que tomó mi enamorada de terminar nuestra relación solo porque no pude ver con ella la película Spiderman: No Way Home.

Fernanda es el nombre de mi ex. Yo siempre supe que a ella le encantaban las películas de superhéroes, es algo que me mencionaba a cada rato, pues solía compartirme información de los cómics, lo que decían los fanáticos y siempre estaba muy atenta a las noticias que se publicaban sobre este tema.

Cuando se anunció que la película del hombre araña se estrenaría en diciembre del año pasado, ella enloqueció. Me dijo que de todas maneras teníamos que ir a ver la película en los primeros días de estreno.

“Así como fuimos a ver Eternals también veremos Spiderman apenas se estrene. Quiero ver todo en pantalla gigante”, me dijo.

Yo siempre la acompañé a ver todas las películas de superhéroes que ella quería; sin embargo, la semana de debut de Spiderman coincidió con un viaje de ocho días que tuve que realizar por trabajo. Fue algo que salió de un momento a otro. Apenas lo supe se lo dije a Fernanda.

Tras escucharme, solo respondió: “Sino me acompañas a ver mi película, te olvidas de mí para siempre”. Y así fue. Yo viajé y ella me terminó.

No entiendo su actitud. Desde entonces la llamo, la busco, le escribo y no responde. La amo a pesar de que se comporte como una niña berrinchuda. Señora Moro, ¿Qué hago?, por favor.

Ojo al consejo

Estimado Carlos, efectivamente, me parece que tu expareja está haciendo un berrinche. Si no accede a hablar contigo, prueba hablando con sus familiares o amigos. Seguramente pueden ayudarte a contactarte con ella. Si vuelven a hablar y ella sigue con esa actitud incomprensible, me parece que debes aceptar que la relación con ella ha terminado. Suerte.