Magaly Moro

Nicolás (45 años, San Martín de Porres). Doctora Moro, sé que puede parecer una locura, pero he decidido que lucharé por el amor de mi vida. No pararé hasta conquistar a Magaly Medina.

Desde que ella anunció su separación de su esposo he estado pensando en que por fin tengo una oportunidad para acercarme y declararle mi amor. Siempre he visto a la señora Medina como una mujer muy hermosa, más allá de lo físico, es decidida, sin pelos en la lengua, alegre y valiente. Yo valoro todas esas características.

Cada noche espero pacientemente la hora en que comienza su programa. Siento que estamos conectados porque concuerdo con ella en muchas de sus opiniones.

Hace unas semanas, tras enterarme que el “Cóndor” Mendoza, en sus años de futbolista, había intentado enamorarla invitándola a pasar unos días en una playa en Francia decidí que había llegado mi hora.

No creo que me rechace. Soy un hombre educado, respetuoso, sincero, cariñoso y me considero muy agraciado físicamente. Aunque no poseo la cantidad de dinero que tiene el “Cóndor”, sí tengo mis ahorros, además de que soy muy trabajador. Así que también podré mimarla con ciertos regalos.

Como le digo, doctora, estoy decidido a contactarme con su tocaya; sin embargo, pensé en escribirle a usted primero para pedirle un consejo. Temo que la señora Medina piense que soy un acosador o desequilibrado. Mi amor es sincero. ¿Cómo puedo acercarme a ella? Oriénteme, por favor.

OJO al consejo

Estimado Nicolás, primero, me parece que lo que sientes por Magaly Medina no es amor, tal vez sí una ilusión. Para amar a una persona tienes que conocerla. Segundo, puedes intentar acercarte a ella para entablar una amistad, pero sí te rechaza rotundamente respeta su decisión. Y es probable que su situación sentimental no esté definida aún, es casada. Suerte.