Magaly Moro

Alessandra (29, Chorrillos). Señora Moro, me encuentro en un dilema, resulta que ahora estoy enamorada de dos personas. Antes de contarle mi historia, quisiera recalcar que no soy una mala mujer ni una infiel, siempre he respetado mis relaciones, pero ha aparecido un amor platónico y estoy muy confundida.

Actualmente tengo una relación con Pepe, llevamos juntos 4 años juntos y yo pensé que nuestro romance era sólido, que nada podría hacerme dudar de su amor, pero me he equivocado creo.

Hace un par de meses reapareció Julio en mi vida, a través de una solicitud de amistad. Casi ni lo reconocí, pues había cambiado muchísimo físicamente y para bien. Yo siempre estuve locamente enamorada de este chico, babeaba por él, sin embargo, jamás me prestó atención, siempre me vio como a una simple amiga. Cuando me escribió por Facebook decidí responderle porque pensé que seguía viéndome como una amiga, pero grande fue mi sorpresa cuando Julio comenzó a coquetearme.

Señora Moro, he conversado con él por días enteros. Me ha confesado que siempre le gusté pero que me veía una chica muy correcta, madura y él estaba viviendo la vida loca. Incluso, me dijo que para muchos chicos en el trabajo yo era inalcanzable. Sé que los hombres son floreros, pero siento sinceridad en sus palabras. Él siempre me encantó y sus palabras me han generado gran confusión. ¿Qué hago? Necesito su ayuda, no me gustaría equivocarme y arruinar mi vida.

Ojo al consejo

Estimada Alessandra, Julio es una ilusión del pasado. Por lo que me cuentas ni siquiera lo conoces mucho, solo están dejándose llevar por un recuerdo. En cambio, con Pepe tienes una relación real.

Lo que te recomiendo es que pienses bien las cosas. Debes ser muy juiciosa y no perder la cabeza por un gusto pasajero, porque podrías perder un amor bonito. Suerte.