Me contagió por festejar Año Nuevo
Me contagió por festejar Año Nuevo

Magaly Moro

Blanca (50 años, Callao). Señora Moro, es lamentable la situación que estoy viviendo por culpa de la irresponsabilidad de mi marido, quien prefirió festejar el Año Nuevo con un montón de desconsiderados, en lugar de proteger a su familia. Como la vida es injusta, ahora estoy pagando los platos rotos, encerrada y con mucho temor porque estoy contagiada de COVID-19.

Lo que más me enfurece es que vivo con mi madre, una mujer de 80 años, que se encuentra delicada de salud. Apenas supe de mi estado, me encerré y pedí que nadie se acercara a ella, que la cuiden con todos los protocolos. Mis hijos la adoran, así que han estado pendientes de mi mamita a cada segundo. Agradezco que, hasta el momento, todo parece estar bajo control. Espero que sea así.

Por mi parte, mi marido me ha pedido perdón mil veces. Yo hablo con él cosas puntuales, pero estoy muy enfadada. Previo a Año Nuevo le propuse que nos quedemos comiendo en casa, con nuestros hijos, porque la situación estaba muy crítica. “Qué aburrida eres, chola. Estaré con la familia nada más, si tú no quieres unirte, es tu problema”, fueron sus palabras. Afortunadamente, mis hijos no se han contagiado. A ellos les dio COVID-19 el año pasado.

En algunas imágenes y videos vi el descuido de todos los que fueron a esa “reunión familiar”. En primer lugar, eran muchos; segundo, estaban en un espacio cerrado y, por último, los protocolos brillaron por su ausencia. Ahora no sé qué hacer con Pedro, quiero botarlo de la casa apenas esté bien.  ¿Qué hago?

OJO AL CONSEJO

Estimada Blanca, entiendo tu indignación, no es para menos. Sin embargo, no actúes con la cabeza caliente, no es lo más inteligente. Lo que te propongo es que pongas ciertas normas de convivencia con tu marido, si sigue con su comportamiento irresponsable, entonces pídele que se vaya. Las acciones hablan más que las palabras. Mucha suerte.

TAGS RELACIONADOS