Me gusta el amigo de mi novio: “confieso que me gustaría tener todo con él”
Me gusta el amigo de mi novio: “confieso que me gustaría tener todo con él”

Magaly Moro

magalymoro@prensmart.pe

Claudia (34 años, San Juan de Miraflores). Estimada doctora, jamás imaginé publicar mi historia, pero hoy necesito sus consejos más que nunca.

Conocí a Henry, mi actual novio, en un salón de clases en la universidad. Éramos muy amigos y un día me sorprendió al confesarme que sentía una gran atracción hacia mí y que anhelaba poder ser mi pareja. En ese momento no pude responder nada, simplemente le pedí tiempo para poder pensar bien las cosas, ya que no lo esperaba. Lo primero que hice fue contarle a mis amigas lo sucedido y ellas, de inmediato, me sugirieron aceptar la propuesta de Henry, pero yo aún estaba indecisa. Fue tanta la insistencia de mis amigas que me sentí presionada a decir que sí, yo era consiente de que él no me gustaba mucho, no obstante, acepté.

Han transcurrido ocho años desde que iniciamos una relación con Henry, y sigo con él. No quise dejarlo porque siempre fue lindo conmigo y con el tiempo lo empecé a querer. Hace unos meses me ha propuesto matrimonio y estamos en los preparativos. Ya estaba resignada a quedarme con él para siempre, hasta que llegó Paulo, su amigo de la infancia que se fue a vivir a Chile.

Desde que lo vi me cautivó. Paulo es inteligente, tierno, guapo y tiene unos ojos color miel muy hermosos que me fascinan. Además, siento que también le gusto. No ha pasado aún nada entre nosotros, aunque le confieso que me gustaría tener todo con él. Sé que esto está mal, pero cuando lo veo por fin me siento viva. ¿Qué hago?, ¿cancelo mi boda? Ayúdeme.

Ojo al consejo

Querida Claudia, por lo que me cuentas puedo deducir que jamás sentiste amor por Henry, solo estuviste con él por presión social. Te has sentido atada por tanto tiempo que en Paulo solo ves una forma de liberarte. Te recomiendo que seas sincera con tu novio y, sobre todo, contigo misma. Si no lo amas, no lo ates también a una vida infeliz. Él no merece eso.