Magaly Moro

Angie (33 años, San Juan de Miraflores). Doctora Magaly, mi novio me tiene cansada con sus actitudes desconsideradas; lo amo, pero no sé si pueda soportar que prefiera estar más tiempo con su “amigote”.

Conocí a Sergio en la universidad, cuando ambos estábamos por terminar la carrera de Veterinaria; esa pasión que compartíamos por los animales terminó por enamorarnos de inmediato.

Sin embargo, desde entonces, he vivido un amor de a tres: él, su amigo solterón y yo.

Cada cita que teníamos cuando éramos enamorados estaba Dieguito presente. Al comienzo me parecía divertido, porque me gustaba que mi pareja como sea busque incluir a su amigo para que no se sienta solo ni reemplazado por mí; no obstante, esta situación terminó hartándome cuando fue mi pedida de mano. Yo esperé que, en este evento tan importante, solo estuvieran mis padres y los de Sergio, pero también estaba su mejor amigo. Increíble, ¿no?

Doctora, le juro que trato de entender el cariño que se tienen, ya que son amigos desde el nido, pero no soporto que esté metido en todo, e incluso mi novio le hace más caso a él en los preparativos de nuestra boda. Es más, hace un par de semanas no vino a nuestro aniversario porque Diego había tenido un mal día en el trabajo y lo necesitaba para cerrar la jornada con un par de chelas.

En realidad, necesito saber qué hacer; soy consciente de que Sergio me ama, pero no me da mi lugar. ¿Qué hago, señora Moro?

Ojo al consejo

Querida Angie, si realmente quieres acabar con esta situación, entonces es momento de hablar con tu pareja y decirle lo mucho que te fastidia que Diego esté metido en todas las decisiones de su relación.

Por otro lado, para que no quedes como la “mala de la película”, no lo alejes de su amigo, solo haz que tu novio ponga límites entre ambas relaciones. Mucha suerte.