Magaly Moro

Esperanza (34 años, Pueblo Libre). Doctora Magaly, me da mucha pena contarle mi historia, pero los comentarios que tiene mi novio hacia mi apariencia física me están dañando y recién me doy cuenta. Según Fernando, yo sería mucho más hermosa y “perfecta” si tuviera el cuerpazo de las modelos que tanto ve en las películas o series.

Nosotros llevamos casi cuatro años de relación; siempre he pensado que Fer es el amor de mi vida, pero ahora tengo demasiadas dudas. No sé si él me ve de la misma forma, porque si me amara con la misma intensidad que yo, no se burlaría tanto de mi cuerpo, llenándome de inseguridades. A veces pienso que se arrepiente de haberme elegido como su mujer.

A menudo me compara con las artistas que sigue en Instagram: mujeres que tienen curvas de infarto, cintura diminuta, grandes pechos y pieles de porcelana. “Esas son verdaderas damitas, tú eres un chiste”, “¿qué pasó contigo, ah? Cómo puedes ser una mujer”, “échale ganas pues, está muy flojito ese cuerpo”, son algunas de las frases que me suele repetir, entre otras burlas más hirientes que verdaderamente prefiero no recordar en este momento.

Doctora, yo soy una mujer de contextura delgada, mis brazos y piernas son muy flácidos y apenas se me marca la cintura. Por más que como, no puedo ganar peso como quisiera. Antes, cuando me miraba al espejo, me veía bien, pero gracias a los comentarios de mi pareja me siento horrible y he pensado en hacerme algunas cirugías. ¿Estará bien?, ¿qué hago?

OJO al consejo

Querida Esperanza, no creo que debas cambiar algo de tu cuerpo solo para satisfacer a alguien, en este caso a tu pareja. Todos los cuerpos son diferentes y es algo que se debe normalizar. Dile a tu novio que los comentarios en tono de gracia te hacen sentir mal. Si él sigue haciéndolo, sin importar lo que genera en ti, entonces no te merece. Piénsalo bien. Suerte.