Magaly Moro

magalymoro@prensmart.pe

Armando (30 años, San Martín de Porres). Doctora Magaly, le escribo con la intención de que me ayude a hacer reflexionar a mi futura esposa. Su nombre es Rebeca.

Estoy a punto de casarme con ella. Hace seis meses le pedí matrimonio, pero parece que este no se realizará porque ella prácticamente me ha amenazado con no respetar mi deseo de donar mis órganos en caso sufra algún accidente.

Hace casi un mes, Rebeca y yo conversamos por primera vez sobre el tema. Le dije que era partidario de la donación de órganos y que estaba decidido a dar los míos si es que tras sufrir un accidente quedara vegetal sin posibilidad de recuperación.

“No quisiera ser egoísta. Otras personas podrían salvar sus vidas si usaran mis órganos”, le comenté.

Rebeca se puso como loca al escucharme. “No quiero que dones tus órganos. Tú estás loco. No estoy de acuerdo. ¡No me imagino cómo quedaría tu cuerpo, que otras personas tengan partes tuyas! Ni hablar”, me dijo.

Le respondí que estaba equivocada al decir eso y que podríamos preguntar a un médico y despejar los mitos que se generan en torno al tema, pero se negó.

Por último, le pedí que respete mi postura y me contestó: “no, si algo te pasa no permitiré que dones tus órganos, lo juro, lo impediré”. Ahora con la actitud que ha mostrado estoy dudando de casarme con ella. ¿Cómo hago para que recapacite? La amo, pero no puedo pasar este tema por alto.

Ojo al consejo

Estimado Armando, te felicito por el deseo que tienes de donar tus órganos. Eso habla de tu calidad humana. Es entendible la postura de Rebeca por los mitos que existen sobre el tema. Insístele en consultar a un médico u otro profesional de la salud. Esta persona los ayudará a despejar las dudas que tengan. Así tu prometida verá el asunto con más claridad. Suerte.