Magaly Moro |

Guillermo (33 años, San Martín de Porres). Estimada doctora Magaly, necesito de su sabio consejo para poder salvar mi hermosa relación de 10 meses. Le cuento que me siento avergonzado con lo que me está pasando.

Mi enamorada tiene un fetiche con los pies. Siento que tiene una obsesión con ellos, porque siempre se está fijando en esa parte del cuerpo, sobre todo en verano cuando todos utilizan sandalias. Asimismo, si ve algún defecto los está criticando. Sin embargo, eso no es todo, me he dado cuenta que a veces les toma fotos para analizarlas en su domicilio con más calma. Sé que es increíble, pero es real. A cualquier hora y en cualquier lugar está buscando pies.

Lo peor de todo es que desde hace un tiempo me está pidiendo de manera desesperada que tengamos relaciones sexuales y que le enseñe mis pies como al inicio de nuestra relación. No obstante, hay un problema: hace un mes me ha salido una verruga en el dedo gordo, y por más que he querido extraerla, no he podido porque el policlínico donde me atiendo está cerrado.

Justamente la semana pasada, vimos una publicación sobre verrugas y ella me dijo que le daba asco. Yo me reí de los nervios, quería decirle que tenía una, pero siento que me dejaría. Estoy realmente preocupado y tengo miedo de perder este romance tan hermoso. Ella está empezando a creer que no quiero intimar porque no la amo, pero la realidad es que me avergüenza y no quiero que se decepcione. Doctora Moro, por favor ayúdeme. ¿Qué hago? La leo.

Ojo al consejo

Querido Guillermo, si ella te ama de verdad estos detalles son irrelevantes. Una verruga no va a terminar con tu relación. Tranquilo, no es nada grave.Pero eso sí, tienes que ser sincero con tu enamorada, porque el estar ocultando cosas solo generará en ella desconfianza. Por otro lado, si reacciona mal y te critica severamente, piensa bien si la quieres a tu lado.

TAGS RELACIONADOS