Magaly Moro

Edgar (42). Doctora Moro, le escribo casi desesperado, porque desde hace muchos años experimento una pésima mala suerte en el amor y deseo que usted me pueda ayudar a terminar con esta terrible racha.

Yo soy veterinario de profesión, tengo mi propia clínica y me va bastante bien. Si bien no soy un sex symbol, tampoco me considero un hombre feo, tengo mi gracia. Me defino como un hombre educado, tranquilo y muy caballero, incluso tengo buen sentido del humor, pero ni eso me ha ayudado a tener citas exitosas. Por eso recurro a usted, porque no entiendo cuál es el problema conmigo.

Hace menos de un mes conocí a una linda chica por Tínder. Previamente, chateamos por tres meses hasta que decidimos vernos en persona. Me agradó mucho no solo físicamente, sino también su forma de ser. Salimos unas 4 veces más, en la última cita tuvimos relaciones sexuales. Yo pensé que todo iba de maravilla, pero después de ese encuentro la sentí diferente y poco a poco fue marcando distancia. Hechos como este, me han ocurrido varios.

Doctora Moro, no entiendo a las mujeres, yo soy una buena persona, con solvencia económica y decidido a tener algo serio, pero todas me chotean. Lo peor de la situación es que siempre me llenan de halagos, me dicen que soy un buen chico, un partidazo, una gran persona, pero no el indicado para ellas. ¿Qué hago? Ayúdeme, por favor. ¿Qué debo hacer para conquistar a alguien?