Magaly Moro

magalymoro@prensmart.pe

Maritza (23 años, El Agustino). Doctora Magaly, nunca pensé que algún día le escribiría, pero al no tener un consejo adecuado de parte de mis amigas recurro a usted porque es una experta en temas del amor y sé que sí me podrá ayudar con mi inquietud.

Estoy profundamente enamorada de Marco, un chico supercariñoso y alegre, ya tenemos ocho meses juntos. Conozco a su familia porque su hermana es mi amiga del colegio.

Cada vez que voy a su casa, sus papás nos dejan solos en la sala para tener un poco de privacidad. Aprovechando esto, en varias ocasiones Marco me ha besado apasionadamente, incluso me ha tocado los senos. La primera vez me asusté un poco, pero lo dejé pasar.

Hace una semana me contó que sus papás y su hermana se irían unos días a Tarma a visitar a sus abuelos. Él se quedaría en Lima para cuidar la casa de los ladrones.

“¿Por qué no vienes a visitarme en las tardes? Aprovechando que mis papás y mi hermana no estarán podemos ver unas películas en Netflix. Puedes quedarte hasta tarde, en la noche te acompaño a tu casa, igual no vives muy lejos”, me dijo.

Al principio, me pareció una excelente idea y por eso le respondí que sí, pero luego pensé que la invitación a su casa era solo un pretexto para estar solos y tener relaciones. No sé qué hacer, señora Moro. Por un lado, sí quisiera tener intimidad con mi enamorado, pero por otro tengo miedo, sería mi primera vez. ¿Qué hago? Ayúdeme.

Ojo al consejo

Estimada Maritza, entiendo tu inquietud. Creo que lo primero que debes hacer es conversar con Marco sobre el tema. Exprésale tus dudas y tus temores. Si aún no estás preparada para tener relaciones díselo, si te quiere lo entenderá. Recuerda que nadie puede obligarte.

Pero si estás dispuesta, no olvides que deben cuidarse con un método anticonceptivo. Suerte.