Magaly Moro

magalymoro@prensmart.pe

Antonia (27 años, Villa María del Triunfo) Doctora Magaly, siempre leo sus casos del corazón. Me parece que tiene los consejos precisos, por eso le escribo. Necesito de sus palabras.

Tengo una relación de tres años con Diego. Lo conocí en la universidad. Por cuatro años fuimos amigos hasta que decidimos darnos una oportunidad como pareja.

Durante todo este tiempo he vivido un bonito romance. Mi chico siempre fue muy amoroso, atento y sincero conmigo. En muchas ocasiones ha sido mi consejero y cómplice.

Pensaba que conforme pasaba el tiempo nuestro amor se volvía más sólido y que la confianza que nos teníamos era inquebrantable.

Todos los días, sin mentirle doctora, me decía que me amaba ya sea por voz o mensaje escrito. Se lo juro, nunca faltaba el “te amo”. Sin embargo, desde hace un par de meses lo empecé a sentir frío conmigo. Dejó de decirme te amo y comenzó a decirme te quiero, eso fue lo que más me alarmó.

Hace un mes le pregunté qué es lo que había pasado, por qué ya no me decía que me amaba y me respondió que no se había dado cuenta de esto. “No me percaté de lo que me dices, lo siento, discúlpame, sabes que te amo, tal vez es el estrés de los últimos meses por diferentes situaciones”, dijo.

Señora Moro, no sé qué pensar. Es cierto que mi chico ha atravesado por algunos problemas relacionados a su trabajo y la salud de sus padres, pero ¿cree que eso sea motivo para olvidar decirme una frase tan importante como: “te amo”?

Ojo al consejo

Estimada Antonia entiendo tu inquietud. Déjame decirte que es muy probable que el estrés haya hecho que tu enamorado olvide decirte que te ama. Los problemas, dependiendo de su gravedad, pueden provocar cambios en el comportamiento y la actitud de las personas. Conversa con él sobre el tema para terminar de aclarar tus dudas y muéstrale tu apoyo. Suerte.