Los últimos días de clases están cada vez más cerca. Pese a ello, los no deben bajar el ritmo de estudio para no echar a perder el promedio general de sus calificaciones. Por eso, los especialistas recomiendan prestarle mayor atención al lado emocional de los estudiantes para cerrar el año con éxito.

“Estamos cerca a fin de año y muchos alumnos pueden estar exhaustos de la virtualidad, por lo que es importante mantenerlos motivados para culminar satisfactoriamente el año académico”, explica Iván Encalada, especialista en Informática aplicada a la Educación de la Escuela de Posgrado de la Universidad Norbert Wiener.

En ese sentido, Encalada nos brinda las siguientes recomendaciones para mantener la motivación de nuestros estudiantes en casa:

1. Mantenerse involucrados

Es importante que los padres de familia estén involucrados en el proceso de aprendizaje virtual de sus hijos y les demuestren una actitud optimista frente al cambio y adaptación.

Además, los padres y madres de familia deben tener competencias tecnológicas básicas para poder guiar a sus hijos en el proceso de aprendizaje; sobre todo cuando son escolares de grados primarios. Si este no es el caso, es importante informarse e incluso revisar tutoriales de internet para aprender lo indispensable.

2. Fomentar un uso controlado de los dispositivos digitales

Si bien ahora los alumnos pasan más horas frente a un dispositivo electrónico al día es importante establecer un horario que permita dividir horas de clases, horas de investigación y realización de deberes y tiempo de recreación. Esto permitirá mantener un orden que se verá reflejado también en la motivación del estudiante.

3. Determinar en el hogar un espacio para el proceso de aprendizaje

Si hemos notado a nuestros estudiantes con poca motivación, puede suceder también porque el espacio de aprendizaje no es el adecuado. Es importante que el estudiante realice sus actividades desde una mesa o escritorio, en una silla, con buena iluminación y ventilación. Además, mantener el ambiente ordenado, limpio y con todos los recursos a la mano brinda una sensación de bienestar que aportará al buen ánimo.

4. Comunicación permanente con sus docentes

Tanto los alumnos como los padres de familia deben mantener una comunicación fluida con el educador. En el caso del alumno, esto le brindará la seguridad de que puede contar con su maestro si es que no entendió algún punto de la clase, algún proyecto, asignación o simplemente desea conversar de algún tema importante, quitando la carga de desconcierto y presión de no tener las actividades claras.