El empacho en el bebé

El empacho en el bebé

El empacho en el bebé

12 de Julio del 2016 - 18:20

Qué se puede hacer y qué hay que evitar

Técnicamente se le denomina "indigestión" y es un malestar estomacal en el que el niño deja de comer, en el caso de los lactantes, de mamar, tienen gases y, a veces, presentan una distensión en su abdomen.

 

Los bebés también pueden 'empacharse' pero suele ser más frecuente en niños que ya comen. En lactantes puede ocurrir por la ingesta de alimentos sólidos antes de que su tracto digestivo esté listo para ello. Y no sólo se presenta por un exceso de comida, también puede ser por comer muy rápido o por recibir un alimento grasoso.

 

¿Cómo proceder?

Cualquiera de estas transgresiones a la dieta puede corregirse con una rutina de alimentación adecuada. En el caso de los bebés, cuando el dolor aún esta presente, se puede aliviar con masajes y con algún líquido muy suave, por ejemplo, una infusión de manzanilla.

 

Es normal y hasta recomendable que el niño vomite ante una indigestión, consíguete un recipiente por si ocurre porque el bebé no reconocerá los síntomas previos al vómito y no te dará tiempo a reaccionar.

 

No hay necesidad de alarmarse ante una indigestión porque suele ser un malestar transitorio, pero es importante no insistir si ves que el niño no tiene apetito. Si la molestia continúa por varios días, sí es bueno que consultes con un médico.  

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp