Si cada vez le cuesta más entender a su hijo y la crianza de su retoño se está volviendo muy desesperante, es probable que su engreído sea un niño de alta demanda. En el siguiente artículo, la psicóloga clínica Ginnette Urbina explica cómo reconocerlos y de qué forma hay que tratarlos.

¿Cómo reconocerlos?

Estos niños manifiestan sus necesidades de manera más intensa, es decir piden las cosas a gritos o insistentemente. Asimismo, buscan constantemente la atención de los padres. “Si los cuidadores se van, empiezan a llorar. Cuando eso no funciona, emplean otras herramientas como dejar de comer o dormir”, agregó la especialista. También son inquietos, insatisfechos y absorbentes.

¿Cómo tratarlos?

Es importante que no intente cambiar el temperamento del niño ni utilice la violencia. Por el contrario, emplee frases positivas para calmarlo. ”Converse mucho con él o ella y deje que se exprese”, añadió Urbina. Adicional a esto, aconseja realizaren familia algún deporte de baja intensidad o actividades de relajación como el yoga, para que aprenda a canalizar sus emociones.

OJO AL DATO:

Los padres de niños muy demandantes suelen sentirse a menudo cansados, estresados y agobiados, advierten los expertos. Si no puede controlar la situación, busque ayuda profesional con terapias familiares.

TE PUEDE INTERESAR:



TAGS RELACIONADOS