Los pacientes salen totalmente recuperados, sin problemas de alucinaciones ni temblores.
El consumo indiscriminado de alcohol causa daños irreparables en el organismo. Cifras oficiales del Ministerio de Salud (Minsa) indican que el consumo entre los peruanos se inicia a los 10 años, en la mayoría de los casos por el ejemplo de sus padres.
En el Perú, existe un nuevo tratamiento contra la adicción a la bebida. El método Láser Terapéutico consiste en aplicar estos tipos de rayos en distintos puntos del cuerpo que actúan por vía refleja, explica la doctora Liliana Hurtado, del centro Láser, Salud y Vida.
La especialista agrega que el procedimiento es indoloro, inofensivo y no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios.
Una persona se puede refugiar en el licor para aliviar problemas de ansiedad, conflictos personales, depresión y baja autoestima. Beber en exceso daña el páncreas, el hígado, el cerebro, el sistema nervioso y el cardiovascular, y durante la gestación provoca defectos congénitos en el feto.
Quien está sumergido en el alcohol suele no aceptar su problema, se muestra ansioso ante el impulso de beber, pierde el control de sus actos y no puede frenar su consumo. Aquellas personas que optan por un tratamiento de abstinencia presentan efectos secundarios como nerviosismo, náu-seas, sudoración y temblor corporal. Más información al 475-5124.