Imagen
Imagen

Milán, Italia (AFP).- Sillas que absorben el ruido, una biblioteca de una sola pieza de mármol, mesas que son fuentes de luz, instalaciones y 'performances' figuran entre las novedades del Salón del Mueble de Milán, que se inauguró este martes en la ciudad del norte de Italia.

La gran vitrina de la tecnología y el diseño, a la que asisten unos 2.000 expositores, de los cuales aproximadamente el 30% son extranjeros, es una cita obligada para el mundo de la moda, el diseño, la decoración y la arquitectura.

El evento, inaugurado por el presidente italiano Sergio Mattarella, suele atraer hasta el domingo a casi 400.000 visitantes y reúne en Milán a las grandes firmas del sector, entre ellas las de Philippe Starck, Patricia Urquiola, Tokujin Yoshioka, sin mencionar los talentos emergentes, invitados al Salón Satélite.

Para la edición número 56, la consigna ha sido la de combinar elegancia contemporánea con artesanía, experiencia con innovación tecnológica.

El evento de diseño más importante del año propone además de muestras, exposiciones, charlas y espectáculos, objetos únicos, entre ellos las mesitas de FOUNTAIN_glass, firmadas por el diseñador japonés Yoshioka, quien se inspira en la técnica veneciana del vidrio.

El aclamado artista y diseñador israelí Arik Levy presenta con la firma Citco su Mineral Structures, una librería que es a la vez obra de arte.

Los años 50 regresan revisados con la silla Aleta, diseñada por el español Jaime Hayon, quien se inspira en la aleta de un tiburón para esta nueva creación, confirmándose entre los más creativos de su generación.

- 'Milán es una fiesta' -

El diseñador Randolf Schott creó para Thonet, unas mesas largas de comedor (2,52 m), de madera y acero, con una línea tan sobria que puede, adaptarse a monasterios y conventos.

Fiel a su estilo original, el italiano Ferruccio Laviani desmembró para la firma Fratelli Boffi muebles clásicos, consolas y sillones, inclusive los perfora o los secciona con plexiglás fluorescente, además de ensamblar modelos y estilos diferentes, como una elegante provocación.

Además de los muebles, el salón dedica espacio a la iluminación (Euroluce) así como a los llamados "complementos de decoración", alfombras, jarrones, toallas, etc.

Para la ocasión, Milán está de fiesta y ofrece más de un millar de eventos programados por toda la ciudad, y no menos de 11 barrios han sido involucrados bajo el lema "Fuori Salone" (Fuera del Salón), con espacios abiertos día y noche, fiestas y acontecimientos sobre diseño y moda.

"Algunos dicen que la capital del diseño está por pasar a otra ciudad. No es verdad, Milán es Milán y los mejores editores, diseñadores y distribuidores están aquí. Milán sigue siendo el centro del diseño mundial", sostiene en una charla con la AFP el diseñador francés Philippe Starck, personaje central del pabellón de Kartell.

El fin de semana, las masas de visitantes podrán sumergirse en las nuevas tecnologías aplicadas al diseño, grandes aliadas en estos años de la industria del mobiliario.

¡TIENES QUE VER ESTO! 

¡TIENES QUE VER ESTO! 

TAGS RELACIONADOS