¿Nuestras emociones nos pueden enfermar? Conoce cómo influye el estado anímico en nuestro bienestar

¿Nuestras emociones nos pueden enfermar? Conoce cómo influye el estado anímico en nuestro bienestar

¿Nuestras emociones nos pueden enfermar? Conoce cómo influye el estado anímico en nuestro bienestar

15 de Septiembre del 2017 - 04:02
» Textos:

Muchos estudios ya han demostrado la gran conexión que existe entre la mente y el cuerpo

Muchos estudios han demostrado la gran conexión que existe entre la mente y el cuerpo. La incapacidad de canalizar de manera adecuada las emociones se traduce en enfermedades físicas, a las que muchas veces los médicos no encuentran un síntoma orgánico que las produzca.

“El ser humano es un ser emocional por naturaleza, esto es el resultado de que existe una relación entre la psiquis, el cerebro y los órganos del cuerpo”, indica la terapeuta especialista en descodificación, Isabel Aragonés.

La especialista también afirma que cuando la persona pasa por un acontecimiento en su vida, es la vivencia de esa experiencia lo que realmente lo marca y afecta. Es por ello, que de una manera u otra tendrá que remediarlo o buscar una solución.

Por ejemplo, cuando un bebé nace, llora y tiene miedo. En este caso, los médicos optan por dárselo por unos minutos a su madre, logrando de esa manera que con sus abrazos y con su voz, el bebé se tranquilice al sentir el amor y la seguridad que ésta le brinda.

Para Isabel Aragonés, existen cuatro emociones básicas con las que nace el ser humano y forman el llamado - equipo emocional-. Dicho -equipo- está conformado por el miedo, la tristeza, el enojo y el amor. Estas a la vez son denominadas emociones primarias, ya que cuando se resuelven desaparecen inmediatamente.

Es probable que, en muchos de los casos, el problema se origine en nuestra etapa de crecimiento, producto de que dichas emociones fueron bloqueadas de modo negativo por hechos o acciones del pasado que no han sido olvidadas, explica Aragonés.

“Es importante reconocer cada emoción en nuestra vida, porque cada una de ellas tiene un lado positivo y un lado negativo, que hay que saber manejar. Si no lo hacemos, perdemos una parte importante de nosotros quedándonos con una polaridad emocional”, comenta la terapeuta.

Hay que tener en cuenta que detrás de cada enfermedad hay un origen emocional, una experiencia vivida por la persona, una emoción reprimida no expresada, y eso es lo que enferma, finaliza.

¡No te puedes perder esto! ¿Demasiado filtro? Andrea San Martín deja pasmados a seguidores con esta foto

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp