SOHO: De lugar de opresión a barrio de moda en Londres

SOHO: De lugar de opresión a barrio de moda en Londres

SOHO: De lugar de opresión a barrio de moda en Londres | Fotografía: Internet

15 de Septiembre del 2017 - 04:02
» Textos: » Fotos: Internet

El icónico Soho Square se ha convertido en el punto más

Londres, Reino Unido (AFP).- El barrio londinense del Soho fue un refugio gay en los largos años en que un simple beso podía llevar a la cárcel, como permite descubrir un paseo con ocasión del 50º aniversario de la despenalización de la homosexualidad.

Esta visita, que el público podrá realizar del 2 al 26 de marzo, transcurre en seis etapas y se centra en el periodo que fue de 1918 a 1967, año en que se legalizó la homosexualidad -entre mayores de 21 años- en Inglaterra y Gales.

La primera etapa lleva al visitante al número 41 de la calle Dean Street, hoy ocupada por uno de los muchos restaurantes de moda de la zona. Esa dirección albergó, de 1948 a 2008, el célebre Colony Room, morada de artistas y poetas y bar favorito del pintor Lucian Freud.

Las callejuelas minúsculas, laberínticas y mal iluminadas, eran el escenario perfecto para los encuentros furtivos y también para los clubes discretos, clandestinos. A su lado florecieron otros puntos de encuentro. "Mucha gente, sobre todo de la clase obrera, tenía que usar lugares como los lavabos públicos y los parques", recordó uno de los guías, Richard Sutton.

- 'Agentes provocadores' -

El barrio era también un hervidero de policías, recordó Sutton. Eran "agentes provocadores", que se paseaban por los bares y las calles a la caza de la mínima indiscreción.

"Una de las pruebas para saber si eras gay se hacía con papel secante. Te lo pasaban por la cara, y si revelaba que llevabas maquillaje, lo guardaban como prueba incriminatoria", explicó Richard Sutton.

A veces, incluso, "ser afeminado bastaba para ser acusado de homosexualidad".

Unas 46.000 personas fueron juzgadas entre 1895 y 1967, a veces condenadas a prisión, con consecuencias terribles para sus vidas. Cabe recordar al escritor Oscar Wilde, condenado a dos años de trabajos forzados, que murió en París abandonado por el mundo en 1900, a los 46 años. 

- Oscar Wilde - 

O a Alan Turing, el matemático genial que ayudó a descifrar el código secreto nazi en la Segunda Guerra Mundial y que sentó las bases de la computación. Fue detenido en 1952 por homosexual y optó por la castración química para evitar la cárcel. Dos años más tarde, cuando tenía sólo 41, fue hallado muerto. Se cree que se suicidó, aunque nunca se estableció del cierto.

- Alan Turing - 

El paseo por el Soho gay histórico acaba en una reconstitución parcial del Caravan Club, cerrado en 1934, y descrito en su época como un nido "de perversos sexuales, lesbianas y sodomitas".

En su interior, hay una mesa con una máquina de escribir, con una copia del atestado policial que llevó al cierre del club.

Tras la despenalización de la homosexualidad, la situación fue mejorando hasta la legalización del matrimonio gay en Inglaterra, Escocia y Gales en 2014 (la región británica restante, Irlanda del Norte, fuertemente religiosa, sigue sin reconocerlo).

El Soho también ha cambiado. Muchas discotecas, cabarets y bares han cerrado para dar paso a restaurantes de moda y cafés de cadenas, y el barrio va perdiendo poco a poco su carácter canalla para convertirse en residencial, y dar paso a turistas y familias. A los establecimientos independientes cada día se les hace más difícil pagar el alquiler.

Los encuentros furtivos, y los bares escondidos han perdido sentido, en la era de las citas por internet.

En su tienda de ropa de segunda mano "Ze German Clothing", en la calle Greek, Camilo, que lleva 9 años en el Soho, se queja de su calle, "que se ha vuelto muy fea". "Es gris, muchas tiendas han cerrado porque no pueden pagar el alquiler", lamentó. "Antes había vida, había color".

¡TIENES QUE VER ESTO! París prepara las pasarelas para su "Prêt-à-porter

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp