• Imagen
    1/1

    Imagen

Aunque existe la creencia que la futura madre debe comer doble ración, lo cierto es que el aumento de peso ideal de una madre gestante está entre 9 y 12 kilos. Ante ello, el Club Médico Deportivo Bodytech brinda los siguientes consejos:

1. Calidad sobre cantidad. En el primer trimestre, la embarazada debe consumir un requerimiento calórico igual al de una mujer no embarazada, en el segundo trimestre se aumenta de 340 a 360 calorías diarias y en el tercer trimestre asciende a 470 calorías. 

Asimismo, la cantidad de nutrientes es un tema vital. Se recomienda ingerir entre 1 a 30 gramos de proteínas (carnes, pescados y huevos), carbohidratos (frutas, cereales y carbohidratos almidonados) de 4 a 6 gramos y lípidos (lácteos y frutos secos) de 0.8 a 1 gramo. 

2. Nutrientes esenciales. Con el fin de evitar las deficiencias nutricionales de la madre, se necesita consumir calcio, magnesio y vitamina C (huevo, frutos secos y naranja, respectivamente). Igualmente, la ingesta de ácido fólico durante el primer trimestre de la gestación, reduciendo las posibilidades de malformaciones congénitas hasta en un 70%. 

3. Lucha contra la anemia. Conocido como el principal problema del embarazo, usted puede aumentar el consumo de hierro y vitamina B12 (hígado, legumbres, verduras verdes, lácteos y huevos), con el fin de aumentar los glóbulos rojos. 

4. Evita el estreñimiento. El estreñimiento es una de las molestias más usuales del embarazo, por lo que ingerir alimentos ricos en fibra reducirá este inconveniente. Los grandes aliados son la manzana, la pera, las verduras, las menestras y los granos integrales.