• Imagen
    1/6

    Imagen

  • Imagen
    2/6

    Imagen

  • Imagen
    3/6

    Imagen

  • Imagen
    4/6

    Imagen

  • Imagen
    5/6

    Imagen

  • Imagen
    6/6

    Imagen

Desde que los ocho meses de todas las mujeres preparan con cuidado lo que llevarán al hospital para el día del parto. Estos objetos son diferentes de acuerdo a las condiciones del país en que cada una de estas mujeres se encuentra.

Según lo comprobaron los fotógrafos de la organización , el bolso de parto varía de acuerdo a las posibilidades que tienen las mujeres de acceder a agua limpia. Especialmente, en varias zonas de África, las mujeres cargan su propia agua para abastecerse durante los partos.

Falta de servicios

Durante esta experiencia, los fotógrafos también recogieron los testimonios de las futuras . En Londres, Joanne de 34 años decidió empacar una botella vacía para llenarla con agua en el hospital y beberla durante su labor de parto. "Espero que en el hospital la pueda llenar. Lo doy por seguro, cosa que no pueden hacer las mujeres en África", afirma. 

En efecto, Ellen de Malawi dará a luz en un centro sin procesos de esterilización, con solo cuatro baños para 400 personas y que no tiene servicios de electricidad ni agua potable. 

De acuerdo a un informe de Naciones Unidas, cerca de 650 millones de personas en el planeta carecen de un servicio de agua potable que les garantice las condiciones mínimas de salubridad.