Según el INEN cada año se recibe en promedio unos 800 casos nuevos de cáncer de próstata, de los cuales, el 45% se encuentra en etapa avanzada, un 40% en estados localmente avanzados y solo un 15% en fases iniciales, siendo esta última la que tiene mayor probabilidad de curación. Ante este panorama local y regional, los expertos de Cleveland Clinic, centro médico académico multiespecialidad sin fines de lucro que integra atención clínica y hospitalaria con investigación y educación, explican cómo realizar un autoexamen de la próstata.

De acuerdo con los especialistas, solo con dos minutos al mes se puede salvar la vida, ya que es el tiempo que se invierte en una autoexploración para comprobar si hay cáncer testicular, sin embargo, la mayoría de los hombres no se revisa con regularidad. De hecho, solo 4 de cada 10 hombres encuestados por Cleveland Clinic informaron realizarlo.

“Esa es una oportunidad perdida de adelantarse a un problema de salud”, señala el urólogo Samuel Haywood. “El cáncer de próstata es muy tratable, con una tasa de curación del 95%, pero tienes que saber que está ahí para tratarlo”, agrega el especialista.

¿Cómo realizar la exploración?

Esta es una actividad práctica que es ideal realizarla después de un baño o una ducha tibia. El calor relaja la piel del escroto, lo que le facilita sentir cualquier cosa inusual.

  • Use ambas manos para revisar cada testículo. Coloque los dedos índice y medio debajo de estos y el pulgar encima. Luego, gire cada uno entre el pulgar y los dedos.
  • Mientras palpa esa zona, preste atención a cualquier bulto duro sobre o dentro de los mismos. Estos bultos pueden ser del tamaño de una arveja o más grandes, como una pequeña piedra.
  • Si encuentra un bulto, comuníquese con su médico para que lo revise.

“Los testículos pueden tener diferentes tamaños. Eso está bien”, dice el Dr. Haywood. “Sin embargo, mientras revisa mes a mes, observe si sus estos parecen cambiar de tamaño, forma o firmeza. Cualquier cambio, vale la pena llamar al consultorio de su médico”, agrega.

¿Por qué es importante el autoexamen?

El cáncer de próstata suele ser curable, incluso en etapas posteriores. La tasa de curación global es del 95%. Si se detecta temprano, esa tasa de éxito sube al 98%. Este tipo de cáncer tiene mayor frecuencia entre los 20 y los 35 años. “Pero la clave es la identificación temprana”, enfatiza el Dr. Haywood. “Entonces, tómese los dos minutos al mes para hacerse un autoexamen”.