Edith González pasó terrible experiencia cuando visitó la amazonía peruana en 1992│CRÓNICA

Edith González pasó terrible experiencia cuando visitó la amazonía peruana en 1992│CRÓNICA

Edith González pasó terrible experiencia cuando visitó la amazonía peruana en 1992│CRÓNICA

13 de Junio del 2019 - 18:06
» Textos:

​Artista falleció hoy a los 54 años

Escribe: Johnny Padilla Orbegoso

La fallecida Edith González visitó el Perú por primera vez en junio de 1992 cuando ya era una actriz con varias telenovelas de éxito y una fama que a sus 28 años ya incluía telenovelas como "Los ricos también lloran", "Bianca Vidal","Monte Calvario" y "En carne propia"

La artista mexicana aceptó una invitación de los organizadores del IX Festival Internacional de la Canción de la Amazonía que la convocaron como miembro del jurado de un evento musical que se desarrollaba en Iquitos y que dejó de organizarse años después.

"Hay algo que se llama tradición, clase e historia y eso no lo tiene cualquier país. Perú y México se precian de poseer un legado histórico, una cultura que nos hermana y que yo valoro de demasiado", dijo González que admitió que no lo pensó dos veces cuando le dijeron que la amazonía peruana la esperaba. 

Llegó a Iquitos acompañada de su mamá Ofelia Fuentes y de su hermano Víctor Manuel con los que luego viajó al Cusco.

NO TODO FUE COLOR DE ROSA

Pero no todo fue color de rosa en su vista a Iquitos. En una pésima actitud de los anfitriones la actriz fue dejada casi a su suerte y en lugar de ser atendida como la invitada especial que era, tuvo que trasladarse en la ciudad y conocer sus atractivos turísticos por su cuenta y riesgo. Sin embargo ella nunca perdió la compostura, acudió a sus compromisos en el festival y a todos atendía con la mejor sonrisa.

Pero cuando ya no pudo aparentar su desazón fue al finalizar el evento, cuando se dirigió en mototaxi alquilado por ella y su familia al aeropuerto. Al llegar se dio con la sorpresa que sus boletos de regreso a Lima no estaban confirmados y no tenía cupo en el avión. En ese momento Edith González empezó a llorar y a protestar por el atropello y estaba inconsolable.

Finalmente luego del incidente pudo abordar la nave y proseguir con su viaje por el Perú. Ese trago amargo no le dejó huella y siempre repetía que estaba dispuesta a regresar a nuestro país cuando la convocaran.

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp