Edu Saettone sale libre después de estar preso por muerte de mujer

Edu Saettone sale libre después de estar preso por muerte de mujer

Edu Saettone sale libre después de estar preso por muerte de mujer

11 de Abril del 2018 - 08:34
» Textos:

El conductor apenas estuvo 4 meses en prisión

El músico y conductor de televisión Eduardo Saettone será puesto en libertad, luego de que se le impusiera prisión suspendida en el caso que afronta por el atropello y muerte de María Elena Coronado, ocurrido en 2012.

“Sexta Sala Penal de Lima impuso 4 años de prisión suspendida, por el plazo de 3 años, y el pago de 304 mil soles por concepto de reparación civil a Eduardo Francisco Saettone Arróspide por la muerte de María Elena Fidela Coronado de Galeno”, informó la Corte Superior de Justicia de Lima, a través de sus redes sociales, durante la tarde de ayer.

(FOTO) Deberá pagar 304 mil soles de indemnización

De esta manera, se dispuso la “inmediata libertad” de Edu Saettone, una medida que “se efectuará siempre y cuando no exista mandato de detención u otra medida dispuesta por otra autoridad competente”.

(FOTO) Tras apelación, poder judicial le impuso 4 años de prisión suspendida

Como se recuerda, Eduardo Saettone se entregó a la Policía e ingresó al penal Ancón II en enero, después de que la Corte Suprema anulara la sentencia que le impuso prisión suspendida por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud (homicidio culposo) en agravio de María Elena Coronado.

La decisión del Poder Judicial ha generado una corriente de rechazo ante la medida que se ha manifestado en las redes sociales.

Se difunde primera foto de Edu Saettone tras ser capturado por la policía

(FOTO) Estuvo preso 4 meses en penal Ancón 2

OJO CON ESTO:

Adolfo Chuiman graba vídeo a favor de Edu Saettone pero dice: "Yo no lo conozco"

'Zorro Zupe' cuenta lo que le regaló Edu Saettone dentro de la cárcel (VIDEO)

Edu Saettone: Poder Judicial decidirá su situación jurídica a fines de marzo

Edu Saettone difundió llamadas de emergencia tras accidente

HAY MÁS...

ojo