Roberto Gómez Bolaños se convirtió en ícono en Latinoamérica, donde sus famosos personajes como “El Chavo del 8” y “El Chapulín Colorado” ganaron popularidad (Foto: Televisa)
Roberto Gómez Bolaños se convirtió en ícono en Latinoamérica, donde sus famosos personajes como “El Chavo del 8” y “El Chapulín Colorado” ganaron popularidad (Foto: Televisa)

El Chavo y Don Ramón son dos de los personajes más queridos y populares de . y Ramón Valdés interpretaron estos papeles en la comedia que catapultó su fama. Aunque en el programa de televisión a veces tenían conflictos, en la vida real los actores mexicanos eran muy buenos amigos.

Si bien el público ha visto a y trabajar juntos por varios años en “El Chavo del 8″ y otros programas de Chespirito, lo que pocos conocen es que fue en una película con Angélica María donde se conocieron.

empezó en la industria del entretenimiento como guionista de radio y televisión y luego fue actor, mientras que Ramón Valdés debutó en la Época de Oro del Cine Mexicano y se fue haciendo un nombre dentro del mundo de la actuación. Ambas estrellas coincidieron en la película “El cuerpazo del delito”, que unió sus destinos para siempre.

LA PELÍCULA QUE UNIÓ A RAMÓN VALDÉS Y ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS

Ramón Valdés y Roberto Gómez Bolaños se conocieron cuando trabajaron juntos en la película “El cuerpazo del delito”, una producción mexicana de 1970 del género de comedia.

Esta cinta consta de tres episodios escritos por Raúl Zenteno y dirigidos por René Cardona Jr., Rafael Baledón y Sergio Véjar, respectivamente.

Los episodios se llamaban “La Insaciable”, “La Rebelde” y “La Seductora”. En cada uno de ellos participaron diferentes actores que lograron un gran trabajo en equipo.

En “La Rebelde”, Roberto Gómez Bolaños y Ramón Valdés actuaron juntos por primera vez. En esta producción, hicieron una interacción muy buena y posteriormente nació una gran amistad.

Roberto Gómez Bolaños y Ramón Valdés también actuaron junto a Angélica María, conocida como la “novia de México”.

“No le gustó mucho esa situación de presión y tensión en la que Florinda (Meza) empezó a querer tomar la batuta. Sí, se metía. No un poco, bastantito. Y fue cuando mi papá decidió dejar el programa”, contó Carmen Valdés, una de las hijas de Don Ramón, sobre la relación entre el guionista y el actor, según el .