Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler están en crisis

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler están en crisis

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler están en crisis

23 de Octubre del 2016 - 09:50

​No todo es color de rosa en casa de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, pareja que tiene un año y medio de relación.

No todo es color de rosa en casa de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. Los primeros problemas, roces y discusiones comenzaron a aparecer en el paraíso. Los diferentes estilos de vida y ritmo comienzan a hacer mella en la pareja tras año y medio de relación. Según publicaron medios españoles, Vargas Llosa comienza a estar “decepcionado” de Isabel.

Y es que el escritor pasa mucho tiempo solo. Algo a lo que no está acostumbrado, pues Preysler no lo acompaña a todos los actos ni todos los viajes porque, según ella misma ha comentado, no puede seguir el ritmo de su novio. Un acompañamiento que sí hacía completo su expareja Patricia Llosa, la todavía esposa del peruano, quien además le organizaba la agenda y preparaba la maleta. A la “reina de corazones” eso le aburre y prefiere quedarse en Madrid en muchas ocasiones en lugar de ir con su pareja. Una actitud que, parece ser, confunde y frustra al premio Nobel de Literatura.

Rechaza alojamiento. Las discusiones al respecto comienzan a empañar ya el paraíso de Isabel y Mario Vargas Llosa. Una de las últimas discusiones habría ocurrido los primeros días de octubre, antes de que Vargas Llosa acudiera a Estocolmo. El embajador de España en Suecia le ofreció alojarse en su residencia, al tratarse del único Nobel español vivo. Cuando él ya había aceptado gustosamente, Isabel se opuso, proponiendo que se alojaran en un lujoso hotel de la capital. “Al conocer su visita a Estocolmo, el señor embajador de España en Suecia decidió ofrecer a Vargas Llosa alojamiento en la residencia oficial”, aseguraron fuentes diplomáticas.

“Al saberlo, Isabel le pidió a Mario que se alojaran en el Gran Hotel para estar más cómodos, pese a que la residencia iba a estar vacía ese fin de semana. Pero Vargas Llosa ya había aceptado la propuesta del embajador”, dijo el informante. Ceder a los deseos de la socialité suponía quedar mal ante el embajador. Eso, más el disgusto de Mario Vargas Llosa por haber acudido en solitario a muchos de sus actos, desembocó en la primera discusión importante de la pareja, que ganó el escritor. “Dado que el señor Vargas Llosa es el único premio Nobel vivo español y que el motivo de su visita a Estocolmo -la concesión del Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Estocolmo- era de interés académico, se le ofreció alojarse en la Residencia durante su visita a Estocolmo, invitación que aceptó”, confirman desde la embajada.

El propio embajador de España en Estocolmo, don Javier Jiménez-Ugarte, ha querido matizar que “en el año 2014 también se hospedó en esta embajada, cuando vino a presentar la traducción al sueco de su último libro”.

Mario no sale. Quizá como fruto de esta primera gran discusión, Isabel decidió quedarse después en Madrid mientras su novio tenía compromisos fuera. Mario Vargas Llosa descansó antes de comenzar otras semanas repleta de actos. El martes 18 de octubre Isabel reapareció para amadrinar la apertura de una tienda de joyas pero no la acompañó el escritor peruano, que no es muy afín a la civilización del espectáculo, tanto como su prometida no se muestra interesada por los actos culturales.

Sin embargo, trascendió que Mario Vargas Llosa podría haber ido esa noche donde su hija Morgana, quien inauguraba una exposición de fotos. Según indican, Mario no dudaba en apoyar a su hija en esos actos antes de que Isabel apareciera en su vida.

“La felicidad tiene nombre y apellido: Isabel Preysler”, dijo el escritor el pasado mes de marzo, en su 80 cumpleaños. El jueves último, Mario Vargas Llosa paseó su soledad por Burgos, donde fue investido Doctor Honoris Causa. Una vez más, Isabel no le acompañó.

MIRA ESTO: 

Mario Vargas Llosa rechaza nobel a Bob Dylan y lanza fuerte crítica

Mario Vargas Llosa: Mi vena literaria es fundamental, lo demás es por añadidura

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler: Medusas atacan a la pareja en viaje

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp