Ate: esposos llegaron de Argentina, pero jamás imaginaron vivir esta pesadilla

Ate: esposos llegaron de Argentina, pero jamás imaginaron vivir esta pesadilla

Ate: esposos llegaron de Argentina, pero jamás imaginaron vivir esta pesadilla

15 de Septiembre del 2017 - 04:03
» Textos:

Él y su esposa llegaron de Buenos Aires, pero lo que ocurrió después fue algo indignante

Llegó a Lima para pasar tiempo con su familia, pero su visita se convirtió en una pesadilla. El comerciante Salvador Gutiérrez Vásquez (57) fue asaltado cuando arribó con su esposa de Buenos Aires, Argentina, la noche del sábado último.

Relató que lo abordaron dos delincuentes en moto poco después de que saliera del aeropuerto Jorge Chávez. El asalto se produjo en la puerta de la casa de su hermana, en la calle Nicolás Rivera, en la urbanización Salamanca, en Ate.

ATRACO. 

“Los delincuentes atacaron directamente a mi esposa, que estaba a punto de ingresar a la casa. La jalaron y, como ella se resistió, la golpearon con la culata de su arma en la cabeza”, contó Gutiérrez.

Dijo que habían llegado a la vivienda en el auto de su sobrino, cuando de pronto aparecieron dos sujetos en moto. Los delincuentes se llevaron el bolso de la mujer de Gutiérrez, que contenía 4 mil dólares.

“Yo traté de defenderla y me disparan en la pierna derecha. La bala ingresó y salió, pero no comprometió el tendón”, sostuvo el agraviado.

Quien también fue golpeada fue su hermana. Ella recibió un culatazo en la cabeza. Gutiérrez prefirió no revelar el nombre de sus allegados por temor a que puedan tomar represalias.

“Pido más seguridad. Los vecinos dicen que siempre hay robos”, añadió Salvador.

OJO CON ESTO:

VMT: hieren de bala a dos comerciantes y se llevan S/. 19 mil en terminal pesquero

Surco: balacera deja un herido y un muerto

Inocente fachada de batidos para bajar de peso era en realidad…(VIDEO)

José Yactayo: Wilfredo Zamora durmió con restos del periodista y luego los regó por Lima

¡Fuerza! Nicolás Lúcar se quiebra al saber esto del crimen de José Yactayo (VIDEO)

HAY MÁS...

ojo