Tras permanecer 10 horas en el mortuorio por error, un . El hecho ocurrió en el Hospital Carlos Lanfranco La Hoz en .

El bebé de 26 semanas nació el jueves 19 en el centro de salud de Santa Rosa del norte de Lima.

La criatura fue trasladada junto a su madre Laura Argomedo Menacho al centro médico, donde los médicos certificaron erróneamente su muerte hasta en dos oportunidades. Pero, fue una fiscal descubrió que el bebé aún vivía.

“La señora de la limpieza sintió un pequeño ruido y, a las 6:30 de la mañana, la fiscal se ha sorprendido al ver que el bebito estaba llorando y estaba vivo”, contó la abuela. Luego, fue trasladado al Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, donde trataron de salvarle la vida, pero ya era demasiado tarde.

La Superintendencia Nacional de Salud ha iniciado una investigación del caso por una presunta negligencia médica.

Puente Piedra