¡Cayó supermafia! Exsuboficial de la FAP y otras ocho personas abastecían a sicarios (FOTOS)

¡Cayó supermafia! Exsuboficial de la FAP y otras ocho personas abastecían a sicarios (FOTOS)

¡Cayó supermafia! Exsuboficial de la FAP y otras ocho personas abastecían a sicarios (FOTOS)

15 de Septiembre del 2017 - 04:04

Entrenaban en el uso de armas a sicarios en las instalaciones de la Sucamec y cobraban esta millonada de dinero

Durante un megaoperativo denominado “Ferretero 2017”, contra el tráfico ilícito de armas, realizado la madrugada del miércoles de manera simultánea en seis distritos de Lima, la Policía desbarató una mafia que abastecía con armas y pertrechos militares a extorsionadores y sicarios, financiados por traficantes de droga del Callao.

Esta organización denominada “Trilogía”, integrada por empresarios, funcionarios de la Sucamec, efectivos policiales y personal de la Fuerza Aérea del Perú, brindaba entrenamiento en el uso de dichas armas en las mismas instalaciones militares.

De acuerdo con las investigaciones, el exsuboficial de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) Roberto Carlos Subauste Roca encabezaría la organización criminal.

Según un comunicado de la Fuerza Aérea del Perú, Subauste fue dado de baja por medida disciplinaria el año 2005. Este presunto cabecilla fue detenido al interior de su vivienda en la calle Cajatay 124-126, urbanización de Santoyo, El Agustino. Los efectivos lo capturaron cuando dormía.

En dicho lugar, la Policía halló varios silenciadores para pistola, además de documentación que lo relaciona con la empresa de armería Enzo, situada en Breña, lugar que también fue intervenido.

COBRABA 2 MIL DÓLARES

Se tuvo conocimiento que el exsuboficial de la FAP cobraba 2 mil dólares por cada sicario que recibía entrenamiento intensivo en el uso de armas, el que duraba 15 días en la Base Aérea FAP Lobitos, en Pucusana.

ENTRENABA A SICARIOS

Como parte del megaoperativo también se intervino al técnico de tercera FAP Alberto Marcelino Ascarruz Chavarría. Según fuentes policiales, por su cargo de armero en la institución, él era quien proporcionaba a Subauste armamento y piezas de arma de fuego. Además, es sindicado de entrenar a los sicarios en las prácticas de tiro.

En el operativo también fueron intervenidos el SOT1 Orlando Eloy Lliuya Rodríguez y SOT3 Francisco Ramón Rojas Mercado. Ambos laboran en la comisaría de Santa Elizabeth y Alfonso Ugarte, respectivamente.

La captura de Lliuya se llevó a cabo en la urbanización Sagrado Madero Mz, B, Lt 34, en San Juan de Lurigancho, y de Rojas en su casa, ubicada en la cuadra 7 de la avenida Venezuela, en Breña.

Según fuentes policiales, ambos agentes habrían estado recepcionando las “denuncias” de los carros robados por estos delincuentes, cuyas placas posteriormente eran clonadas para cometer sus fines ilícitos.

“La investigación sindica a Gino Augusto Panizo Fernández (tramitador quien también está detenido) como la persona que acudía a estos policías para sentar la denuncias de estos vehículos robados”, explicó una fuente policial a OJO.

MERCADO NEGRO

Panizo era el principal nexo entre la Policía y los delincuentes. Este sujeto también se encargaba de sentar las denuncias por pérdida de armas de fuego, que finalmente eran comercializadas en el mercado negro.

La Policía sostiene que cada uno de los integrantes de esta organización tenía un cargo y que no solo se dedicaban a abastecer de armas a peligrosos hampones, pues también tenían en sus filas a sicarios, asaltantes, traficantes de droga y de terrenos.

“Las armas que ya eran dadas de baja, y que debían ser incineradas, terminaban siendo comercializadas en el mundo del hampa. Se presume que muchas de las armas que eran sustraídas de la FAP se distribuía en la empresa de armería Enzo”, refirió la fuente.

Esta banda estaría implicada en el asesinato del cadete PNP Percy Antonio Gonzales Mendoza, ultimado en febrero del 2015; además del crimen de Carlos Alberto Santisteban Moreno, dueño del local ‘Mama Tere’. Esto ocurrió en enero del 2105.

ARMAS Y MUNICIONES

Durante el allanamiento y descerraje de las 10 viviendas y empresas intervenidas se logró incautar un total de 1500 armas de fuego de largo y corto alcance, 223 cajas de municiones calibre 9 mm (cada una conteniendo mil unidades), 260 cacerinas y aproximadamente S/78,000 .

Este megaoperativo estuvo a cargo de la fiscal Katherine Cáceres Jacobsen, fiscal provincial del primer equipo de la Cuarta Fiscalía Provincial Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lima. Se contó con el apoyo de 20 fiscales y más de medio millar de efectivos policiales, entre ellos el grupo GEIN Orión de la División General Antidrogas de la Policía y la unidad policial de Investigación contra el Crimen Organizado. Se informó que esta organización criminal era investigada desde setiembre del año pasado por el Grupo de Inteligencia Orión.

OJO CON ESTO:

Mercado San Jacinto: incautan esta alucinante cantidad de autopartes robadas en operativo

Comisarías dejarán de ser depósitos de carros involucrados en diferentes delitos

Asaltan restaurante "El Hornero" de Chorrillos

Transeúnte muere arrollado en Lince

¡Horrendo! Policía habría ultrajado a 150 niños y exigen esta pena

HAY MÁS...

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp