La hermana de del hostal Señor de Sipán del distrito de San Martín de Porres, donde fueron a, dijo que conocía a los implicados en el doble crimen, pero que nunca imaginó de lo que podían ser capaces. Además, aseguró que ahora pedirá garantías para su vida y la de su hermano.

“Es una pesadilla, temo por mi vida y la de mi hermano”, dijo Odalys Salazar, también trabajadora del hostal, en América Noticias.

Odalys Salazar Álvarez enfatizó que solicitará protección ante la Policía Nacional para ella y Alexander, ante el temor de que los autores del asesinato tomen represalias contra ellos., para regresar a Venezuela lo más antes posible.

Indicó que los presuntos asesinos, el día en que se produjo el crimen, subían y bajaban por las escaleras del hotel, y comentó que nunca se imaginó que los sujetos cometerían ese delito.

“Teníamos a esta gente de huéspedes y continuamente subían y bajaban. Ese día, ellos estaban haciendo como si se estaban mudando. Normalmente mi hermano les abría la puerta, quien se iba a imaginar que llevaban a un muerto. Eran muchachos bien vestidos. Por mi mente nunca pasó que fueran a cometer este hecho tan criminal”, detalló.

cuartelero

Ella reveló qué sucedió entre su hermano y la mujer que ingresó a la recepción antes que se bajaran las bolsas con los cuerpos. Dijo que los asesinos habrían estado distrayendo a Alexander para evitar ser descubiertos.

“Él dice que ella se le acercó y le pidió sábanas. Él se las dio, pero probablemente lo estaban distrayendo para hacer toda esa masacre que cometieron (…) Nosotros solo laborábamos en ese hotel, uno no está para mirar qué llevan en su equipaje. Mientras no pase un televisor por nuestras narices, no pasa nada, uno piensa que son cosas personales de ellos”, agregó.

Cabe recordar que los restos desmembrados de Jafet Torrico y Rubén Matamoros fueron hallados el pasado 9 de setiembre en distintos puntos de San Martín de Porres y del Rímac.

Los presuntos implicados en este caso que fueron detenidos por la Policía Nacional son Abraham Perozo, Verónica Montoya, Angelbert Díaz y Jacksiver Salcedo Campos. Alexander Salazar, cuartelero del hotel Señor de Sipán y quinto detenido, fue puesto en libertad.