Lima Norte: Desarticulan dos peligrosas bandas que hacían de las suyas [VIDEO]

26 de Julio del 2016 - 15:49
» Textos:

"Los Malditos de Santa Luzmila" y otro banda fueron intervenida por los efectivos policial, quienes dieron duro golpea al crimen y la delincuencia.

Duró golpe al crimen. La Policía Nacional presentó a dos peligrosas bandas que sembraban el terror en Lima Norte, recuperando una mototaxi y un vehículo Kia Río en tiempo record.

"Los Malditos de Santa Luzmila", conformada por Juan Carlos Arroyo Reyes (21) y Richard Edison Castillo Díaz, fueron capturados al momento de recoger el auto Kia Río de placa AJ-294, que horas antes fue robado a Edson Boyer, quien fue encañonado por ambos delincuentes cuando ingresaba a su herramienta de trabajo en la urbanización Los Pinos en Comas.

La otra banda presentada está integrada por Brayan Gustavo Chaupis Carrera (20) y Elmer Soca Cadiote (28), quienes fueron intervenidos por agentes de la comisaría de Zapallal, al detectar que su placa estaba requisitoriada por robo, el cual fue cometido a Tomás Medina, quien dejó su vehículo estacionado fuera de una discoteca para recoger un pasajero y al regresar esta ya no se encontraba.

Por último se presentó un arma de fuego robada en octubre de 2015 a un efectivo de la Policía Nacional, la cual fue recuperada luego de que unos sujetos la tirarán cuando circulaban en una moto lineal al ser intervenida.

OTRAS NOTICIAS

Una banda de delincuentes, presuntamente contratada por un exinquilino, robóen ocho mini departamentos de donde se llevó joyas, televisores, ropa y dinero, todo por un monto de 50 mil soles.

Jesús Ventura Correa, uno de los agraviados, informó que los delincuentesrompieron todas las puertas de las habitaciones con pata de cabra.

“Se llevaron mi ropa, laptop, televisor y 3 mil soles que tenía guardado”, narró el agraviado.

Los vecinos de la urbanización El Porvenir, en San Juan de Lurigancho, revelaron que los delincuentes llegaron en un camión de mudanzas de donde descendieron cuatro sujetos que vestían poleras.

“Pensé que uno de los chicos se estaba mudando. La puerta de abajo estaba abierta y no pensé que eran delincuentes”, contó una de las vecinas.

ojo