Madre permitió que su pareja abuse de su hija de 5 años pero justicia la absolvió

Madre permitió que su pareja abuse de su hija de 5 años pero justicia la absolvió

Madre permitió que su pareja abuse de su hija de 5 años pero justicia la absolvió

14 de Febrero del 2018 - 08:33
» Textos:

“Es inconcebible cómo una mujer con todo lo narrado en el juicio, no pudo haber hecho nada por salvar a su hija", dijo la fiscal del caso

La Fiscalía acusó a una madre de familia por permitir que su pareja ultraje sexualmente a su hija de 5 años y solicitó que se le imponga una pena de 25 años de prisión. Sin embargo, la Corte Superior de Justicia de Lambayeque la absolvió. 

La Fiscalía señaló que la acusada María S.Z. tenía conocimiento de que su conviviente José C.S. abusó sexualmente de su hija en el año 2014, pero entorpeció el proceso no llevando a la menor al médico legista, lo que provocó que el caso sea archivado.

“Asumió una posición pasiva, renunciando a su rol de madre, pues siguió viviendo bajo el mismo techo con el acusado”, dijo la fiscal Bianca Baique.

“Es inconcebible cómo una mujer con todo lo narrado en el juicio, no pudo haber hecho nada por salvar a su hija; por tales fundamentos solicito una pena ejemplar que sirva para todas las madres ya que muchas veces con su actitud pasiva consienten que sus hijas sean víctimas de violación sexual por parte de sus parejas”, agregó.

ABSUELTA.

Pese a todo, el Juzgado Colegiado Permanente de Chiclayo concluyó y absolvió que no se acreditó el aporte de la acusada para permitir el delito; pues la menor declaró que “los hechos en su agravio, el sentenciado los realizaba calladito de su mamá y cuando esta le reclamaba él lo negaba”.

¿Puede un caso de violación ser sobreseído?

OJO CON ESTO:

Vecinos capturan al “Monstruo de El Agustino” por abusar de niño de 6 años

¿Cómo reconocer a un pedófilo en el entorno de tus hijos?

Detenido por manosear a niño en baño de su local de internet en SJL

Congreso verá pena de muerte para violadores y retiro del Pacto de San José

HAY MÁS...

ojo