Santa Anita: Desalmados envenenan a mascotas y se sospecha de delincuentes

Santa Anita: Desalmados envenenan a mascotas y se sospecha de delincuentes

Santa Anita: Desalmados envenenan a mascotas y se sospecha de delincuentes

28 de Abril del 2016 - 07:52

Los sujetos aún no identificados dejaron pollo a la brasa con veneno para ratas en la calle. Los vecinos sospechan de los "robacasas".

Cuando salió de su vivienda, luego de ser alertada por una vecina, Rocío Canchari Janampa vio una escena desgarradora, triste y espeluznante: doce perros y dos gatos se encontraban muertos por envenenamiento en veredas y pistas de la manzana E de la urbanización Alameda de Ate, en Santa Anita.

Entre los cadáveres regados en el suelo encontró a su mascota “Princesa”, de cuatro años, y a sus dos gatos llamados “Domingo” y “Minina” que, con tanto cariño, había adoptado porque vivían abandonados en las calles.

Junto a la mujer, otras madres de familia sufrieron con la pérdida de sus canes, y no dudaron en sospechar de “robacasas” u otros delincuentes como los autores de este crimen que, para cometer sus delitos con mayor facilidad, decidieron deshacerse de los perros guardianes del barrio.

“Eran perritos que los veía cuando uno pasaba por acá. No son perritos que se van lejos del barrio. Con los desconocidos se ponían bravos, pero no con los vecinos. Siempre estaban reunidos y una anciana les daba comida, agua y alimento”, manifestó Janet Guerrero.

Solo uno de los envenenados sobrevivió a la matanza.

CRUELDAD

De acuerdo a los testigos, cerca de las 3:45 de la madrugada de ayer se percataron de la matanza de perros y gatos. De inmediato, intentaron hacer algo para salvar a sus mascotas, pero era demasiado tarde.

A pocos metros de los fallecidos encontraron varias bolsas conteniendo pedazos de pollo con coloración verdosa que aguardaba el mordisco de sus víctimas.

“Bolsas y bolsas han dejado tiradas, con veneno para ratas o para fumigar. Hasta en un jardín las han dejado”, comentó Canchari.

Las personas que perdieron a sus mascotas expresaron su indignación y rabia por no poder hacer nada contra la muerte. Por ello, juntaron a las víctimas para hacer más fuerte su pedido de justicia y apoyo a las autoridades policiales y municipales.

“Con esta masacre de los perritos nosotros nos sentimos desprotegidos, porque ellos cuidaban la zona, avisaban ante la presencia de los fumones o ladrones. Porque aquí hay mucha delincuencia”, comentó una residente indignada.

Hace dos meses, según los afectados, una cabina de internet fue asaltada por delincuentes durante la madrugada. Los responsables rompieron los candados de la entrada e ingresaron raudamente al local para llevarse computadoras y modernas consolas de videojuegos.

SOBREVIVIÓ

La fatídica madrugada de ayer, Gladys Tolentino Trinidad vio a “Mika”, su perra de cuatro años, botando espuma por la boca. De inmediato le dio de tomar aceite de oliva y leche; luego la alzó en brazos y la llevó a una veterinaria cercana, donde le salvaron la vida.

La mujer aguantó las lágrimas al ver que su mascota, a la que considera como una hija, convulsionaba hacia un destino fatal. Además, la ayuda de un patrullero de Serenazgo de la Municipalidad de Santa Anita fue vital para encontrar el centro de salud y salvar a su preciada mascota.

“A ella la recogí de la calle. La crié como si fuera otro miembro de la familia. No la alimento con la comida que sobra, para nada. Le doy un producto especial y leche”, contó Tolentino.

Mientras enseña las marcas donde los veterinarios le inyectaron suero a “Mika”, Gladys acaricia a su engreída que resistió el potente veneno para roedores. La sobreviviente agacha su cabeza, sin fuerzas, y bebe un poco de agua, como si fuera la última vez.

MIRA ESTO:

Carabayllo: Volquete se despista y mata a mamita cuando iba a comprar

ojo