​Mujer dijo haber matado a esposos torturados pero ahora echa toda la culpa a Jack Mifflin (VIDEO)

​Mujer dijo haber matado a esposos torturados pero ahora echa toda la culpa a Jack Mifflin (VIDEO)

​Mujer dijo haber matado a esposos torturados pero ahora echa toda la culpa a Jack Mifflin (VIDEO)

06 de Abril del 2018 - 09:48
» Textos:

¡Para no creer!

Isabelle Graciela Díaz Salcedo (56), madre de Jack Mifflin, en primera instancia se declaró autora del doble crimen que acabó con la vida de los esposos Samuel Mifflin Espinoza (75) y su esposa Irma Peralta Vásquez (42) que tras ser torturados fueron asesinados para luego ser abandonados en una avenida de Carabayllo. Esta negó la participación de su hijo en el asesinato.

Es así que frente a Raúl Llamoca Zárate, titular de la 5º Fiscalía Provincial Penal de Lima Norte, que pidió 9 meses de prisión preventiva para la mujer y su hijo Jack Mifflin Díaz (35), esta cambió de versión y dijo que el culpable fue este último.

"En un primer momento me declaré culpable porque Jack (Mifflin) es mi hijo... pero la verdad es que mi hijo cometió el delito y él ha sido dañado desde muy pequeño psicológicamente y físicamente por su padre", sostuvo Isabelle Graciela Díaz Salcedo (56).

Tras ello, y el lapso que el juez le otorgó a Díaz Salcedo para su autodefensa, esta pidió lo siguiente: "Soy inocente. Pido para mi hijo psiquiatra y psicólogo por los actos que cometió".

La mujer pidió su libertad alegando que tiene a su cuidado a la hija de Jack Mifflin en los Estados Unidos: "Necesito mi libertad y asistir cada vez que usted lo permita a firmar, a mostrar mi buena conducta, y ayudar a mi hijo desde fuera".

Mira el video AQUÍ.

OJO CON ESTO:

Hijo acusado de matar y torturar a su padre y madrastra: "No merecen estar vivos"

Hijo acusado de matar a su padre y madrastra rompe su silencio: "Soy inocente" (VIDEO)

Carabayllo: el mensaje de amor que hijo asesino le escribió a su padre

Novia extranjera de hijo asesino de prestamista cuenta cómo ocurrió el crimen y tortura (VÍDEO)

HAY MÁS...

ojo