El asesino confeso Giancarlo Sánchez, quien conoció al taxista Gerver Coz hace un año, planificó al milímetro su crimen. (Foto: Composición El Comercio)
El asesino confeso Giancarlo Sánchez, quien conoció al taxista Gerver Coz hace un año, planificó al milímetro su crimen. (Foto: Composición El Comercio)

El Poder Judicial dictó siete meses de prisión preventiva contra Giancarlo Paolo Sánchez Suárez (25), quien asesinó y descuartizó a su amigo, el taxista Gerver Coz Vara (35), y cuyos restos fueron hallados en Cieneguilla.

El noticiero América Noticias informó que el juzgado encargado resolvió declarar fundado el requerimiento de prisión preventiva formulado por el Ministerio Público, y el imputado cumplirá hasta mayo del 2022.

Giancarlo Sánchez será investigado por el presunto delito contra la vida, cuerpo y la salud-homicidio calificado en agravio de Coz Vara. Será recluido en el penal que disponga el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

El investigado fue detenido por agentes de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri, en la Av. Pachacutec en San Juan de Miraflores cuando manejaba la camioneta RAV 4x4 que era de su amigo taxista al que asesinó y descuartizó en este vehículo.

C04-descuatizador-taxista
null null

En ese momento alegó ante los policías que solo le encargaron el vehículo, pero al caer la noche y al sentirse acorralado ante el cúmulo de pruebas en su contra admitió su delito. “Sí, yo lo maté, lo descuarticé, quemé sus restos y su cabeza está enterrada en el patio de mi casa”, dijo fríamente a los detectives.

De acuerdo con su confesión ante los detectives de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri, Sánchez Suárez, estudiante de medicina veterinaria, contó que se valió de sus conocimientos para planificar y asesinar a su amigo taxista Gerver Coz Vara, a quien primero le colocó ansiolítico en su vaso con licor y luego le aplicó una inyección de uso veterinario para la eutanasia en animales.

Para cercenar el cadáver utilizó un cuchillo y un cincel. Colocó los restos en bolsas, los subió a la camioneta RAV 4x4, de placa AEW-259, de propiedad de la víctima, y los tuvo ahí casi un día paseándolos por los distritos de Lima Sur y Este buscando el lugar para abandonarlos y es así que la madrugada del 18 de setiembre los dejó en tres puntos en Cieneguilla, informó la fuente policial.

Durante su confesión ante la Policía, el estudiante reveló que la cabeza de su amigo taxista la había enterrado en el patio de su casa. Los peritos de criminalística y detectives de la División de Investigación de Homicidios, dirigidos por el coronel Víctor Revoredo Farfán, jefe de la referida unidad, acudieron a la vivienda de este y tras realizar una excavación hallaron dicha parte del cadáver de la víctima.

VIDEO RECOMENDADO

Callao: ladrón deja emotivo mensaje al regresar un cáliz de una Parroquia
Hace unos días un ladrón había robado un cáliz valorizado en 6 mil soles de la Parroquia Juan XXIII, pero tras tomar conciencia de la situación en la que se encontraba, devolvió el objeto dejando un emotivo mensaje de arrepentimiento y explicando que todo lo hizo por su hija.