Rescatistas tuvieron problemas para recatar a uno de ellos ya que sus miembros inferiores estaban atrapados con el chasis destrozado. (Foto: Municipalidad de Surco)
Rescatistas tuvieron problemas para recatar a uno de ellos ya que sus miembros inferiores estaban atrapados con el chasis destrozado. (Foto: Municipalidad de Surco)

Los hermanos Yoan Carlos y Jonathan Martín Fernández Guerrero fueron rescatados tras quedar atrapados entre los fierros retorcidos de la cabina del camión donde se trasladaban. Ellos quedaron en esta situación tras un entre la unidad pesada y otro vehículo en el kilómetro 10 de la Panamericana Sur, en . Fueron retirados por la Brigada de Rescate de Surco y los bomberos.

Los heridos fueron conducidos al hospital Casimiro Ulloa donde quedaron internados. (Foto: Municipalidad de Surco)
Los heridos fueron conducidos al hospital Casimiro Ulloa donde quedaron internados. (Foto: Municipalidad de Surco)

Los rescatistas tuvieron que remover la puerta izquierda del vehículo para poner a salvo al Yoan Fernández, quien conducía la unidad mientras. En el caso de Jonathan los brigadistas tuvieron problemas para sacarlo porque sus piernas y la parte baja de su tórax estaban apretadas por el chasis destruido.

«El primero estaba presionado por el timón. El segundo era más complejo ya que tenía atrapado el tórax y su tobillo derecho. Además, se atoró su puerta. Para realizar las labores de socorro, se procedió a cortar los marcos de la puerta para bajar la presión y se retiró la parte delantera de la tolva», expresó Román Atoche, miembro de la Brigada de Rescate de Surco.

El rescate del copiloto demoró casi media hora. Jonathan se puso nervioso, pero finalmente fue conducido a una ambulancia. Ambos hermanos fueron llevados a la clínica Maisón de Santé. Según su misma declaración, admitieron haberse quedado dormidos y por eso chocaron con el otro camión que iba delante suyo, manejado por William Ojeda Berrocal.

«El copiloto estaba preocupado por su hermano, tenía miedo de morirse. Es lógico en esa situación. Sí hubo sangrado, pero no hemorragias activas o cortes profundos. El paciente tenía un corte en la cabeza y se controló con presión. Estaba con hipotermia. Se le cubrió con una manta para que no le cayeran las esquirlas», explicó Pamela Enciso, licenciada de la Brigada de Rescate de Surco.