Después de seis años, una mujer identificada como Sonia Lloclla fue hallada con vida en , cuando su familia ya la daba por muerta.

La bióloga fue encontrada en la selva del Perú por unos médicos loretanos, quienes tras tratarla por unos días lograron que diera su identidad y oficio.

Ella había e increíblemente se encontraba deambulando por las calles de Requena, con aparentes problemas mentales. Además, los vecinos indicaron que la mujer siempre andaba sucia y dormí cerca a la iglesia.

Tras conocer la identidad, los médicos dieron aviso a las autoridades y la familia de la mujer se encuentran eternamente agradecidos. Incluso calificaron su aparición como un milagro.