Cusco: los servicios de salud mental fueron suspendidos en el mes mayo a raíz de la emergencia sanitaria. (Foto: Difusión)
Cusco: los servicios de salud mental fueron suspendidos en el mes mayo a raíz de la emergencia sanitaria. (Foto: Difusión)

La Defensoría del Pueblo demandó a las autoridades del Hospital Regional de disponer el reinicio de los servicios de la Unidad de Hospitalización de Salud Mental y Adicciones (UHMA), los mismos que fueron suspendidos en el mes mayo a raíz de la emergencia sanitaria.

La jefa de la oficina defensorial en Cusco, Rosa Santa Cruz, indicó que es necesario reactivar la unidad a fin de garantizar el acceso a tratamientos por esta especialidad, más aún si se tiene en cuenta las afectaciones a la salud mental derivadas de los largos meses de cuarentena.

“Reconocemos el trabajo que realiza ese nosocomio para atender a pacientes COVID- 19, pero no puede dejarse de lado y retroceder en la atención a cualquier ciudadano con problemas de salud mental, muchos de los cuales se encuentran en sus propias viviendas donde su condición podría haberse agravado como consecuencia de los meses de aislamiento por la pandemia”, indicó.

Agregó que los servicios más cercanos a la comunidad son justamente los que más se necesitan en situaciones de crisis.

Según la especialista, el artículo 9 de la Ley de la Salud Mental dispone que las personas con problemas de salud mental tienen el derecho a acceder a los servicios de internamiento u hospitalización en ambientes lo menos restrictivos posibles, a fin de garantizar su dignidad e integridad física.

Santa Cruz exigió que estos servicios se reactiven bajo el modelo de atención comunitaria en salud mental, que incluyen la atención y hospitalización de los pacientes en casos necesarios.

Es preciso indicar que la pandemia obligó a reducir los espacios y la cantidad de personal para la UHMA, al ser destinados para la atención de pacientes con COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Se registran protestas en vía del kilómetro 461 de la Panamericana Sur en Nazca