Bien de salud: Los niños deben saber qué comer

Bien de salud: Los niños deben saber qué comer

Bien de salud: Los niños deben saber qué comer

04 de Octubre del 2017 - 18:00

Prohibir ciertas comidas o pedir a los niños que no las consuman no es suficiente

Prohibir ciertas comidas o pedir a los niños que no las consuman no es suficiente. Debemos tratar de que comprendan por qué ciertas comidas son menos sanas que otras. En este artículo te detallamos solo algunas razones por las que debes educar a los pequeños en temas de alimentación.

Ante la creciente epidemia de obesidad infantil, es preocupante que los niños desconozcan los componentes nocivos de algunos de su manjares favoritos. Es alarmante descubrir que muchos pequeños ni siquiera saben de qué están hechas los chips.

Se ha perdido el contacto con las comidas más básicas y no comprenden lo que están comiendo. Es urgente propiciar que sepan qué contiene su comida y cómo elegir opciones alimenticias más sanas.

Así evitaremos niños y más tarde adultos con enfermedades coronarias como resultado de la falta de medidas correctivas.

En la etapa escolar es vital armar una lonchera saludable que cumpla los siguientes requisitos: nutritiva, con alimentos naturales y energéticos según su edad, peso, estatura y actividad física. Además, se debe escoger diversos alimentos para cada día, evitar saturarlos con una sola opción y que contengan una cantidad adecuada. Asimismo, se recomienda que las porciones sean pequeñas.

CONSULTORIO HOY. No olvides que todos los jueves al mediodía, el doctor José Luis Pérez-Albela responde tus consultas y dudas a través del Facebook Live de Diario Ojo.

MIRA EL PROGRAMA DEL 28 DE SETIEMBRE:

OJO CON ESTO:

Bien de salud: El estrés en los niños

Bien de salud: Beneficios de la albahaca y la hierbabuena

Bien de salud: ¿Por qué comer orgánico?

Bien de salud: conoce los tips para tener un corazón sano

Bien de salud: Prevenir la hipertensión

Bien de salud: Terapia solar para el bienestar

Bien de salud: Beneficios de la leche de cabra

HAY MÁS...

ojo