Bien de salud: Prevención en casos de desastres I

Bien de salud: Prevención en casos de desastres I

Bien de salud: Prevención en casos de desastres I

15 de Septiembre del 2017 - 12:46
» Textos:

El doctor José Luis Pérez-Albela te da estos consejos para estar preparado ante un sismo

El Ing. Hernando Tavera, presidente del Instituto Geofísico del Perú, ya había alertado dos años antes sobre lo que luego ocurrió en el terremoto de Pisco. Primero debemos de perderle el miedo a estos sucesos ya que son cíclicos y debemos prepararnos porque desde hace 60 años que no ocurre uno con epicentro en Lima. Debemos estar preparado para las tres etapas: antes, durante y después.

ANTES: 

Debemos tener en casa reserva de alimentos, ubicados en lugares frescos. Debes tener frutos secos con cáscara, en el caso de que estén pelados pueden conservarse en un frasco de vidrio bien cerrado; los cereales pueden guardarse con un puñado de muña seca, y a las menestras se les puede agregar una cucharada de aceite y así se conservarán durante mucho tiempo.

Agua, por lo general en un terremoto se rompen las cañerías. Guardar un tipo de combustible, ron de quemar o leña. Plantas relajantes deshidratadas como toronjil, pimpinela, salvia. Sábila en caso de accidentes puedes aplicarla en una herida. Miel de abeja y chancaca. Maletín de primeros auxilios.

También debemos tener dinero, un par anteojos si los usas a diario. Pañales para los bebés, una manta, un impermeable y una carpa. Tener una linterna colgada en cada puerta de la casa. Y lo más importante es estar fuerte, ejercítate para que puedas ayudar a los ancianos y niños.

CONSULTORIO HOY. No olvides que hoy y todos los jueves al mediodía, el doctor José Luis Pérez-Albela responde tus consultas y dudas a través del Facebook Live de Diario Ojo.

MIRA EL PROGRAMA DEL 31 DE AGOSTO:

TAMBIÉN LEE:

Bien de salud: Una buena nutrición física

Bien de salud: La lactancia materna

Bien de salud: Maiz morado, el color de la salud

Bien de salud: ¿Por qué debemos movernos?

Bien de salud: Reglas de oro Parte IV

HAY MÁS...

ojo